La Policía Local dispersa varios botellones en València durante la primera noche que se considera “falta grave”

Las autoridades también han desalojado un pub donde se multiplicaba por seis el límite de aforo y operaba fuera del horario

La Policía Local de València y la Policía Nacional han dispersado esta madrugada varios botellones ilegales en los alrededores de la plaza Honduras y en la avenida Blasco Ibáñez de València. Así pues, es la primera noche que el botellón está considerado como una infracción de “falta grave” tras la entrada en vigor de las nuevas medidas aprobadas por el Consell.

Esta nueva restricción surge para frenar el aumento de contagios entre las personas más jóvenes, tras las últimas actualizaciones de la Conselleria de Sanidad y el aumento de la incidencia en este tramo de edad. Junto al control de botellones, destaca el cierre del ocio nocturno y el adelanto a las 00.30 horas el horario de cierre de la hostelería y restauración.

Asimismo, las autoridades también han desalojado esta madrugada un pub que multiplicaba por seis el máximo aforo permitido y estaba abierto fuera del horario permitido y establecido por las autoridades competentes. En el interior del local había cerca de ochenta personas, que según fuentes policiales “no estaban respetando las medidas sanitarias pertinentes como el uso de la mascarilla”.

Por todo ello, el decreto ley aprobado por el Consell modifica el régimen de infracciones, sancionando con carácter grave la participación en reuniones, fiestas y actos similares “cuando se constate por la autoridad inspectora que no se pueden mantener las medidas de prevención y distancia y se reserva la falta muy grave para la organización y celebración de estos eventos, por la mayor responsabilidad que comporta”, según explicó Oltra ayer en la rueda de prensa.

Por tanto, al considerarse una falta grave la realización de botellones o fiestas ilegales, las multas podrán llegar hasta los 30.000 euros. Además, se ha reducido el horario de venta de alcohol en supermercados y comercios hasta las 20.00 horas como medida de prevención de reuniones sociales.

Asimismo, el Consell está a la espera de la decisión del Tribunal Superior de Justicia en relación a las dos normativas que necesitan la ratificación judicial, como el toque de queda selectivo para 40 municipios y la limitación de las reuniones sociales en el ámbito privado a 10 personas.

CatalanSpanish