Un policía herido tras ser embestido por un toro que se escapó de un matadero en Burjassot

El toro tuvo que ser abatido de varios disparos de bala tras intentar neutralizarlo sin éxito con dardos tranquilizantes

Un agente de la Policía Local de Burjassot ha resultado herido este martes por la tarde por un toro bravo que se escapó de un matadero cuando iba a ser sacrificado.

El policía fue embestido cuando trataba junto a otros compañeros de neutralizar a la res en una zona agrícola.

El policía se encuentra estable, con numerosas contusiones, pero no sufrió heridas de asta de toro salvo en una mano, gracias a que portaba el chaleco antibalas, aunque sí abrasiones en el tórax provocadas precisamente por las fortísimas embestidas y el rozamiento de los cuernos contra esa prenda de seguridad.

La única herida por asta la tiene en una mano, con importantes desgarros en la palma, que requieren intervención quirúrgica reparadora, según las fuentes a las que ha tenido acceso este diario, razón por la que continúa hospitalizado.

El astado de unos 500 kilos de peso, se había salido de los corrales y estaba suelto dentro de las instalaciones.

Inmune a los dardos paralizantes

Tras recibir el aviso, los agentes se trasladaron al matadero y primero trataron de neutralizarlo con dardos tranquilizadores sin que surtieran ningún efecto en el animal, que aun así rompió una alambrada de la instalación y escapó a campo abierto.

Fue entonces cuando los agentes comenzaron a disparar sus armas reglamentarias y el toro embestió al agente herido.

Finalmente, tras realizar varias decenas de disparos, los policías consiguieron abatir a la res.

CatalàEspañol