La Policía Local de València intensifica el control de las terrazas

El concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano defiende estas actuaciones “para promover una mejor convivencia en la ciudad”, tras imponer 483 denuncias en dos meses

La Policía Local de València mantendrá sus inspecciones sobre las terrazas en la ciudad. En apenas dos meses, ha realizado un total de 2130 inspecciones de las que una cuarta parte ha acabado en sanción.

El elevado número de sanciones que ha impuesto la Policía Local de València evidencia la necesidad de realizar estas inspecciones”, ha manifestado el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, quien ha defendido estas actuaciones ante “el incumplimiento que se produce por parte de algunos establecimientos que en ocasiones alteran la convivencia en la ciudad”.

La mayor parte de las denuncias se ha producido en el Distrito Marítimo, en el que se inspeccionaron 454 terrazas, de las que 360 acabaron con sanción.

La Policía Local supervisa si los establecimientos cuentan con licencias, exceden la ocupación de la vía pública que tienen autorizada o no presentan la cartelería necesaria entre otros conceptos.

Según los datos que se deducen de las actuaciones, el exceso de ocupación de la vía pública es uno de los incumplimientos que más molestias produce entre vecinos, pero también entre comerciantes de la ciudad.

Una cuarta parte de las sanciones que ha impuesto la Policía Local de València en sus inspecciones a terrazas ha sido por este concepto, alrededor de un centenar de sanciones.

Es importante que velemos por el cumplimiento de la normativa en una cuestión tan sensible como las terrazas”, ha subrayado Cano, que ha explicado que ésta es una de las cuestiones que más plantean las asociaciones vecinales con las que se reúne periódicamente.

La Policía Local de Valencia siempre ha realizado estas inspecciones; no se trata de una campaña específica, se trata de una actuación que la Policía realiza frecuentemente en todos los barrios de la ciudad” ha recordado el concejal.  

El Distrito Marítimo, donde se concentran zonas de ocio como la plaza de Honduras, del Cedro o la avenida de Blasco Ibáñez, ha concentrado la mayor parte de las inspecciones y también de las sanciones.

De las 2.130 inspecciones que ha realizado la Policía Local de Valencia, 454 las han realizado agentes de la 7ª Unidad de Distrito Marítim, aunque otros distritos como Tránsits lideran el total de inspecciones, con 520.

Ciutat Vella y Ruzafa también acumulan gran parte de las inspecciones realizadas, 223 y 335 respectivamente. “Con la llegada del buen tiempo se hacen necesarias estas actuaciones”,  han señalado desde la Jefatura de la Policía Local de València, que a principios de mayo indicó a todas las unidades la necesidad de realizar un control sobre las mesas y sillas de las terrazas por parte de policías de proximidad.

Estos controles evidencian también la importancia y las diferentes funciones que realizan los agentes de proximidad”, ha destacado el concejal de Protección Ciudadana, quien ha reivindicado las nuevas incorporaciones a la plantilla.

A principios de mayo fueron presentados 181 nuevos agentes, que van a permitir una reestructuración de la Policía con el impulso de una nueva Policía de Proximidad”, ha indicado.

Controles necesarios

Además, Cano ha afirmado que el “elevado número de sanciones evidencia la necesidad de realizar estos controles”, por lo que ha defendido que estos controles prosigan. “La gran mayoría del sector cumple con sus obligaciones pero debemos denunciar los incumplimientos”, ha afirmado.

Las sanciones por distritos también demuestran la mayor incidencia que tienen los incumplimientos en determinados barrios de la ciudad y “muestran el mapa de dónde debemos aumentar los controles”, ha apuntado Cano, quien ha señalado que los barrios que registran más sanciones “son también aquellos donde se producen más problemas que alteran la convivencia con los vecinos”.

Por ello ha destacado la necesidad de “garantizar el ejercicio de todos los derechos; y, en ocasiones –ha añadido- las terrazas alteran la convivencia con sus incumplimientos. Un exceso de aforo se traduce en más mesas y sillas, más personas consumiendo en la vía pública y tenemos que hacer todo lo posible por velar por el derecho al descanso de los vecinos”, ha concluido el responsable de Protección Ciudadana. 

ValenciàEspañol