PortCastelló busca ‘inversiones industriales relevantes’ para ‘el diamante en bruto’ que es aún la dársena sur

El presidente, Rafa Simó, hace balance de su primer año al frente del Puerto marcado, entre otras cosas 'por el nombre del Nazmiye Ana'

En poco más de una hora el presidente de Portcastelló, Rafa Simó, ha tratado de hacer balance del primer año al frente de este cargo. Con un especial recuerdo al trágico accidente del Nazmiye Ana y el deseo de que “se haga justicia”, aunque sin ahondar más en este punto, Simó ha iniciado su intervención asegurando que el balance del último año “viene marcado por un nombre: Nazmiye Ana”.

“PortCastelló no olvidará nunca el 28 de mayo. 42 días que nos han marcado y que muchos recordaremos como de las peores semanas de nuestras vidas. Ahora solo nos queda esperar que se haga justicia, trabajar para que la memoria del accidente, de David y de Bhanu Pratap no caigan en el olvido y para apoyar y ayudar a Pedro para que se recupere lo mejor y lo más rápido posible“, ha dicho.

Por otro lado, en cuanto a los ejes que marcan este balance en PortCastelló, Simó ha desgranado los principales hitos logrados durante el último año en las dimensiones social, medioambiental y económica que anunció en su toma de posesión.

Los cambios futuros

Pero quizás, han sido algunos de los planes de futuro, lo que más puede cambiar el desarrollo de PortCastelló. Entre ellos, Simó ha puesto el acento, en la vertiente económica y de crecimiento en “la necesidad de atraer una inversión industrial relevante”.

“Tenemos que ofrecer condiciones atractivas para posibles inversores industriales, sostenibles, que apuesten por la economía circular y que generen tráfico marítimo y a poder ser sinergias con las empresas que ya están aquí”

Rafa Simó, Presidente de PortCastelló

Al respecto ha mencionado “el diamante en bruto que tenemos en la dársena sur” y se ha referido a que esa inyección de inversión industrial que necesita el Puerto puede venir “ofreciendo condiciones atractivas para posibles inversores”.

Esta parte, está vinculada precisamente con el desarrollo del proyecto Octopus, vinculado a ese despegue definitivo de la dársena sur. De hecho, cabe recordar que para el desarrollo se contemplado en el plan director del puerto, que con un presupuesto inicial de 93 millones supondrá ganar 420.000 metros cuadrados de nueva superficie y 865 metros lineales de muelles de 16 metros de calado.

Este ambicioso proyecto permitirá disponer de un total de 700.000 metros cuadrados en la dársena sur “para poder desarrollar grandes proyectos industriales, que ayuden a consolidar el puerto de Castellón como un enclave industrial, químico, enfocado en nuevas tecnologías y combustibles sostenibles, tal y como marca nuestro Plan Estratégico”, ha indicado Rafa Simó, que se ha referido a la creación de un equipo de trabajo específico para la comercialización de esta nueva área de expansión.

Otros proyectos en lo social y lo medioambiental

Pero además de este posible crecimiento económico, si las expectativas de atraer a esos nuevos inversores se cumplen, Rafa Simó también ha hablado de otras de las principales actuaciones futuras que permitirán el despegue definitivo de PortCastelló.

Unas actuaciones condensadas en once planes concretos para crecer de manera eficiente, sostenible y de la mano de la provincia.

1.- Plan de Dinamización y mejora de la fachada marítima, que contempla la conexión del Moll de Costa con la playa del Pinar.

2.- Nuevas alianzas institucionales para ir de la mano con el entorno del puerto.

3.- Creación del comité de Bienestar Social para reforzar los servicios y atención a quienes trabajan en el recinto portuario.

4.- Compromiso con el Ayuntamiento de Almassora para la regeneración de su costa.

5.- Mejora de la eficiencia energética.

6.- Reducción de la contaminación.

7.- Incremento del tráfico de mercancías.

8.- Subida de nivel en el sistema portuario español.

9.- Conectividad ferroviaria.

10.- Pacto por la competitividad de PortCastelló.

11.- Despegue definitivo de la dársena sur

El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón ha afirmado que las líneas estratégicas marcadas servirán para lograr el reto PortCastelló 2030, que supondrá alcanzar para ese año los 30 millones de toneladas en tráfico de mercancías, 30 millones de inversión ajena anuales, desarrollar 30 proyectos sociales al año, así como reducir un 30% el consumo de energía y un 30% las emisiones.

“Miramos el futuro con ambición y con el convencimiento de que debemos convertirnos en una infraestructura comprometida con el entorno, además de moderna y ágil para ser competitivos”, ha afirmado el presidente de la Autoridad Portuaria.

El balance de los últimos 365 días

En cuanto al balance de su primer año, en la vertiente social, se ha referido a las gestiones realizadas para convertir al puerto de Castellón en un hub de la innovación, la transformación digital y el conocimiento, así como los acuerdos alcanzados para impulsar la formación especializada del sector logístico-portuario.

También ha enumerado las iniciativas desarrolladas para situar al puerto de Castellón como el mejor aliado de la provincia, entre las que destacan los acuerdos con instituciones, los patrocinios por vez primera a entidades culturales y deportivas y la puesta en valor de los faros que gestiona la Autoridad Portuaria.

En su vertiente medioambiental, Rafa Simó se ha referido a dos actuaciones que evidencian el compromiso del puerto de Castellón con un crecimiento sostenible. Se trata de la aprobación del Código de Buenas Prácticas Medioambientales y la firma de un convenio pionero de Calidad del Aire con la Generalitat Valenciana que tiene como objetivo la reducción de la contaminación atmosférica.

En la vertiente económica, el presidente de la entidad ha destacado el buen comportamiento del puerto de Castellón en tráfico de mercancías, a pesar de los efectos derivados de la pandemia.

De hecho, PortCastelló se mantiene como el noveno puerto del sistema portuario de Castellón, y se consolida como el segundo puerto en tráfico de graneles sólidos y a una distancia de más de un millón de toneladas del tercero que es Tarragona. Estas cifras son posibles gracias al dinamismo del sector cerámico.

La capacidad inversora de PortCastelló ha permitido ejecutar durante el último año obras por valor de casi 10 millones de euros, entre las que destacan el puente sobre el canal de Iberdrola, el nuevo atraque de líquidos o la red contraincendios en la dársena sur.

También se ha avanzado en tramitaciones relacionadas con la conectividad ferroviaria que situarán al puerto entre los mejor conectados del sistema portuario, mejorarán la competitividad del puerto de Castellón y atraerán nuevos inversores.

CatalanSpanish