La futura conexión del Moll de Costa con la playa del Pinar creará un nuevo espacio para ‘disfrute ciudadano’

Dentro de los proyectos de PortCastelló en el área de sostenibilidad social se contempla un plan para dinamizar y mejorar la fachada marítima

Abrir a la ciudadanía y a nuevos usos no comerciales un nuevo espacio en la fachada marítima de PortCastelló es uno de los proyectos de futuro que podrían cambiar drásticamente esa visión lejana y sesgada que aún lastra el Puerto de Castellón para parte de la ciudadanía.

Es decir la conexión del Moll de Costa con la playa del Pinar generaría un campo de posibilidades que rompería parte de esa barrera física y psicológica que aleja lo que es el Puerto de Castelló de las mismas aguas que comparte con sus playas colindantes.

El presidente de PortCastelló, Rafa Simó, explicaba este viernes en el balance de su primer año al frente de la entidad que dentro de los proyectos de futuro, en términos de sostenibilidad social, este es uno de los más relevantes.

El objetivo con este Pla de dinamización y mejora de la fachada marítima sería “impulsar PortCastelló como noto turístico, de ocio y empresarial”. No obstante, la pregunta es: ¿pero de qué tipo de actividades estamos hablando?

De momento esos futuros “nuevos usos” aún están siendo debatidos y propuestos. Y es que aunque las especulaciones sobre una posible espacio dedicado al ocio y el turismo, con algún parque acuático, o incluso la posibilidad de crear una nueva área comercial y lúdica están ahí, Simó apuntó que precisamente “para decidir qué alternativa sería la mejor, se está consultando a diferentes agentes sociales”.

“Hay un equipo de investigación en la UJI que está sondeando la opinión de los grupos de interés de esta zona que pasará de un uso comercial a un uso para disfrute de la ciudadanía”

Rafa Simó -Presidente de PortCastelló-

Para este propósito, hay un grupo de investigación que está analizando las opiniones de “distintos grupos de interés de esta zona”. Además, este grupo de investigación, pertenece a la UJI, con lo que dentro del paraguas de la sostenibilidad social en que se enmarcan una parte de los objetivos futuros de PortCastelló, acciones de este tipo sirven a su vez de preámbulo para las nuevas alianzas institucionales que también busca el Puerto.

De hecho, entre ellas, una de las acciones previstas es precisamente impulsar la cátedra UJI-PortCastelló.

Con todo, de momento no ha trascendido aún por qué tipo de proyecto se podría decantar PortCastelló.

Sin embargo, teniendo en cuenta que las acciones vinculadas a este han de pasar por “nuevos uso”, un “plan de entretenimiento”, otro de accesibilidad y que el objetivo general es el impulso de PortCastelló como “nodo turístico, de ocio y empresarial”, la conexión y continuación de la fachada marítima puede resultar un buen reclamo para cambiar parte de esa perspectiva social de disgregación entre puerto y ciudad que Simó parece estar empeñado en hacer desaparecer para construir la sinergias que persigue el nuevo enfoque de PortCastelló.

CatalanSpanish