La denuncia del PP de Algemesí fuerza el cese del asesor de Bresó

El asesor del concejal de Urbanismo, Edgar Bresó, presenta su renuncia al cargo tras ejercer una actividad privada sin la compatibilidad.

Ayer jueves el pleno pretendía conceder la compatibilidad del cargo de asesor con otra actividad privada a uno de los trabajadores que Edgar Bresó tiene a su servicio como persona de confianza. Pero no llegó a tratarse porque el asesor, a primera hora de mañana, cesó como persona de confianza del concejal expulsado de Ciudadanos.

Desde el Grupo Popular habían denunciado públicamente que esa compatibilidad debía  haberse solicitado por parte del asesor en octubre de 2020, por lo que habría incumplido el artículo 14 de la Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas.

Desde el PP aseguran que “A pesar de la evidencia, Edgar Bresó arremetió contra el portavoz Popular, al que acusó de mentir y desprestigiarle, y llegó a responsabilizar al departamento de Personal atribuyéndole un error administrativo. “

En el comunicado de prensa remitido por la formación popular aseguran que “hasta el informe del secretario general del Ayuntamiento concluía que la solicitud de compatibilidad debe efectuarse antes del momento en el que vaya a dedicarse efectivamente a las actividades privadas respecto a las que se solicita.

Ante tal escándalo, el siguiente paso, fruto de la presión de la oposición, era abrir un expediente disciplinario al asesor, lo que hubiese supuesto un desgaste político inasumible para el gobierno de Trenzano.

“La forma de actuar por parte del asesor no ha sido la correcta, pero más responsabilidad tiene su concejal, que no sólo le defendió, sino que se atrevió a acusarme de mentiroso por denunciar una irregularidad para acabar dándonos la razón por un comportamiento que no era ético y que estábamos pagando todos los vecinos de Algemesí con nuestros impuestos”, ha manifestado José Javier Sanchis. “Más lamentable es aludir a un error administrativo, como si los funcionarios tuviesen que adivinar a qué otras actividades se dedican los asesores de los concejales, es de risa”.

Desde el Partido Popular han pedido públicamente que dicho puesto no sea cubierto por nadie más, puesto que se ha demostrado que estos cargos no sirven para nada y solo suponen un gasto para las arcas públicas: “En lo que queda de legislatura ahorraremos más de 30.000€, aunque Bresó sigue teniendo a otro asesor a media jornada. Seguiremos fiscalizando papel a papel para que la mayoría absoluta que ostenta el tripartito no sea sinónimo de hacer lo que a uno le viene en gana.”





CatalanSpanish