El PP denuncia que el consultorio Constitución “sigue cerrado pese a las promesas socialistas”

La concejala del PP del Ayuntamiento de Castelló insta a la alcaldesa “a trabajar por una atención sanitaria pública y de calidad"

La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Susana Fabregat, ha denunciado que el consultorio de la plaza Constitución de la ciudad “sigue cerrado y sin que se haya cambiado de ubicación después de un año”.

“Pese a las promesas socialistas, dijeron que en seis meses se abriría en una nueva ubicación, la realidad es que en plena pandemia, los miles de pacientes de este consultorio deben desplazarse al centro de Salud Palleter para ser atendidos, lo que produce una sobrecarga en los médicos que precisamente reclaman refuerzos de personal médico y reducir la ratio de enfermos por facultativo para llevar a cabo una atención digna y de calidad”, explica Fabregat. 

En este sentido, insta a la alcaldesa Amparo Marco a “trabajar por una atención sanitaria pública y de calidad como se merecen los castellonenses” y, manifiesta que “esto pasa por buscar un nuevo emplazamiento al consultorio de la Plaza Constitución y por reabrir los ambulatorios de de Benadresa, Grupo Reyes y San Lorenzo que también siguen cerrados desde marzo del año pasado”.

Por otra parte, la consellería todavía no ha decretado la apertura del consultorio del Raval Universitari, a pesar de que ya han culminado las obras y de que lo están pidiendo los vecinos”, señala. 

La concejala Popular ha vuelto a reunirse con la presidenta de la Asociación de Vecinos de la Plaza Constitución, interesándose de nuevo por la situación de estos vecinos y, “a la vista está que siguen igual que estaban, sin su centro de referencia. Una vez más, el gobierno municipal ha incumplido sus promesas, los vecinos de Constitución no han visto mejorada su calidad asistencial”.

Fabregat pide “soluciones ya” para no tener que desplazarse a otros centros de salud “sobrecargando de pacientes a centros como Palleter”. “Si los sindicatos médicos recomiendan dedicar 10 minutos de media a cada paciente y lo recomendable sería atender una media de 25 a 30 pacientes diarios, ahora mismo se está atendiendo entre 45 y 50 pacientes“, expone la edil. 

También ha denunciado que “la Generalitat anunció la vuelta gradual a la atención presencial en los centros de salud, sin embargo, en la ciudad de Castellón todavía cinco centros siguen cerrados” y explica que “los médicos, que lo están dando todo en esta pandemia, no deberían estar trabajando en estas condiciones, muchos de ellos nos trasladan que si antes de la pandemia ya existía un déficit enorme de personal y medios, con equipos y programas obsoletos, ahora el problema se ha acrecentado”.  

Susana Fabregat se hace eco de la demanda de los facultativos y pide que se respete “el cupo de 1.500 tarjetas SIP en Medicina de Familia y de 900 en Pediatría, así como que los facultativos puedan gestionar sus propias agendas diarias”.

CatalanSpanish