El PP y CSIF exigen a la alcaldesa de Castelló que aclare “el alcance real” del ciberataque

Toledo reclama saber "en manos de quienes están los datos" y el sindicato alerta de que el material "podría ser utilizado para la comisión de delitos de gran gravedad

Por una parte el principal partido de la oposición, el PP, y por otra el sindicato CSIF están pidiendo explicaciones al ayuntamiento de Castellón, y a su alcaldesa para que aclare “el alcance real del ciberataque” sufrido por el consistorio y explique “en manos de quienes están los datos que se han sustraído”.

El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, insta a la alcaldesa Amparo Marco a dar a conocer la verdad de las consecuencias del apagón informático del Ayuntamiento tras ser noticia en un medio nacional por la gravedad del alcance del delito. ”Los castellonenses merecen saber la verdad, en manos de quienes están los datos personales que se han sustraído de personas anónimas indefensas que han quedado expuestos en Internet, estando al alcance de cualquiera. Y sobre todo qué va a hacer la alcaldesa para reparar el daño causado a todos los castellonenses”.

“Lamentablemente volvemos a ser noticia en un medio de comunicación nacional y no precisamente por algo bueno, sino por algo muy grave. A raíz de la documentación a la que ha tenido acceso este medio nacional de El Confidencial, califica el ciberataque como el más grave causado a una administración pública española puesto que asegura que se han filtrado datos y están al alcance de cualquiera en Internet de nombres y apellidos de víctimas de maltrato, de atestados policiales, contraseñas, en definitiva, datos privados y personales con los que poder delinquir, abrir cuentas bancarias, suplantar identidades o llevar a cabo chantajes, entre otros delitos muy serios”, señala Toledo.   

En este sentido, el portavoz adjunto avanza: ”Hoy mismo hemos pedido al equipo de gobierno de izquierdas, en Comisión informativa, saber la verdad de todo este asunto que tiene consecuencias directas sobre los castellonenses; el alcance real del robo de datos que se ha producido, así como las medidas de reparación del daño causado a todos los vecinos afectados a raíz del mismo”.

Por otro lado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha presentado un escrito dirigido a la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, así como a los concejales delegados de las áreas de Recursos Humanos y Policía Local, para solicitarles de manera formal que “expliquen cuál ha sido el alcance real del ciberataque” sufrido por la administración local.

Desde el sindicato han expresado su “preocupación” ante las informaciones aparecidas en prensa “en las que se denuncia la publicación en la deep web de numerosa información confidencial relativa a funcionarios y ciudadanos”, como “datos personales de agentes de la Policía Local, datos completos de víctimas y denunciantes de violencia de género, atestados policiales, datos de ciudadanos sometidos a controles de drogas, datos de menores con absentismo escolar, contraseñas de servidores del ayuntamiento y cámaras de seguridad, nóminas del ayuntamiento, historial de intervenciones de asistencia sanitaria, correos internos del consistorio o fotografías de ciudadanos heridos o fallecidos en accidentes de circulación”.

“Ante la gravedad de los hechos, pedimos a la alcaldesa de la ciudad que dé explicaciones sobre si estas informaciones que se han publicado son ciertas, además de detallar qué medidas se están adoptando para paliar las posibles consecuencias de estos hechos, dada su extrema gravedad”, han indicado desde el sindicato.

Desde CSIF han señalado que “en las informaciones se asegura que, según expertos en ciberseguridad, el material filtrado y volcado en la deep web con toda la información robada podría ser utilizado para la comisión de delitos de gran gravedad, desde chantajes a la apertura de cuentas bancarias, por lo que también solicitamos conocer qué diligencias se han emprendido desde el Ayuntamiento de Castellón al respecto”.

“Se trata de información confidencial y especialmente sensible que, al parecer, ha estado expuesta en internet, lo que podría suponer un daño irreparable tanto para el funcionariado como para la ciudadanía, por lo que desde CSIF solicitamos que desde el equipo de gobierno se explique de manera clara y concisa qué acciones se han emprendido o se van a emprender tanto para evitar el uso ilícito de todos estos datos como la publicación de nueva información sensible en la deep web”.

CatalanSpanish