El PP denuncia “el descontrol del botellón en València por falta de un plan policial serio”

Santi Ballester recuerda que “el PSOE lleva gastados 90.000 euros para elaborar una ordenanza que frene el botellón y aún no hemos visto nada”

El Grupo Municipal Popular ha denunciado “el descontrol” del botellón en toda la ciudad de Valencia “por falta de un plan policial serio”. El concejal, Santiago Ballester, ha reclamado un refuerzo en el control de los botellones en la ciudad “que ya se extiende por más de 11 barrios de Valencia según los datos de la Policía Local de Valencia”.

Ballester ha asegurado que “se sigue recortando la plantilla de Policía Local desde que Ribó y PSOE llegaron al Ayuntamiento y lo que es más grave los operativos que luchaban contra el botellón”. 

Los puntos, que según la Policía Local de Valencia, se extienden a las playas del sur de Valencia como El Saler, Pinedo y Perellonet, diferentes puntos del antiguo cauce del Río Turia, y en los barrios de Algirós, Benimaclet, Marxalenes, Marítimo, Ruzafa, Plaza del Cedro, Honduras y la calle Bombero Ramón Duart. Son los puntos donde se producen los botellones con las molestias que ello provoca a los vecinos de estas zonas de la ciudad. 

“Este fin de semana se han registrado botellones multitudinarios en Plaza Honduras, entre otros sitios, y destrozos en chiringuitos de la plaza de la Malvarrosa”, ha denunciado Ballester. “No tiene sentido que la izquierda mantenga restricciones al ocio nocturno y no se luche contra el botellón. La apertura completo del ocio nocturno, seria una solución al botellón” 

Ordenanza de civismo

El PP ha denunciado que “el Gobierno de Ribó y PSOE lleva gastados 90.000 euros para hacer una ordenanza de Convivencia y Civismo de la que todavía no hemos visto ni el borrador”, señala Ballester.

Desde la concejalía de Policía Local, en manos de Aron Cano (PSOE), se firmó un convenio hace tres años con la Universitat para Catedra Protecpol por la que el Ayuntamiento concede cada año a través de la Fundación de la Policía Local 30.000 euros con el objetivo de elaborar la ordenanza de Convivencia y Civismo. 

Ballester cuestiona para que “han servido 90.000 euros pagados a esta cátedra de la Universitat y si es razonable pagar tal cantidad de dinero para elaborar una ordenanza que aún no hemos visto ni tan siquiera un borrador tres años después”. 

El borrador de la futura ordenanza

El Síndic de Greuges ha admitido la queja presentada por el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de València y “ha instado a la concejalía de Seguridad Ciudadana a entregar a los populares el borrador de la futura ordenanza de civismo en la que trabaja desde hace tres años.

El organismo insta al departamento que dirige Aarón Cano a facilitar “cuanto antes” una copia del borrador de la futura normativa, cuyo contenido provisional fue avanzado a los medios de comunicación ya en 2018, cuando dirigía la concejalía la edil Anaïs Menguzzato. El texto, redactado por la Cátedra Protecpol de la Universitat de València, lleva trabajándose desde entonces en el seno de la concejalía de Seguridad Ciudadana.

“El PP también había pedido toda la información relacionada con esta colaboración interadministrativa y el Síndic de Greuges también recomienda a la concejalía facilitar cuanto antes una copia digitalizada con estos datos, así como todos los trabajos realizados por la Universitat y las facturas que se hayan abonado en virtud de dicha colaboración”.

CatalanSpanish