El PP pide que no se sancione en la zona verde y naranja de Ruzafa hasta llegar al consenso

María José Catalá insta al Ayuntamiento a dialogar con vecinos, comercios, hosteleros, entidades, asociaciones y fallas afectadas para alcanzar un acuerdo con medidas consensuadas.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha solicitado que no se sancione en las nuevas zonas verde y naranja del barrio de Ruzafa “hasta conseguir un consenso con los vecinos, comercios, hosteleros, entidades, asociaciones y fallas afectadas.

Esta ha sido una medida precipitada y no queremos que se convierta en un nuevo Ciutat Vella, en el que se fríe a multas a los vecinos por falta de información y alternativas. En el caso de Ruzafa, afecta a un millar de plazas que requiere de un proceso de información y de no multar hasta que la gente se adapte al nuevo sistema.”

Catalá ha visitado esta mañana el Centro de Mayores de Ruzafa y posteriormente se ha reunido con vecinos, comercios y hosteleros de la zona para abordar el nuevo sistema de aparcamiento implantado por el Consistorio y que ha recibido numerosas quejas en los primeros días de implantación.

“Se debería tener un estudio de cuántas plazas son necesarias para poner en marcha las zonas verdes y naranja, porque se han pintado de uno de los dos colores más de 1.000 plazas de aparcamiento, que pueden ser demasiadas en esta zona de Ruzafa” añadiendo “estas cuestiones se hacen con diálogo y no con rodillo, pero Ribó y el PSOE sólo saben hacerlo así”, ha apuntado Catalá.

En este sentido, ha instado al Ayuntamiento a dialogar con todas las partes para encontrar una solución. Además ha avanzado que el PP pondrá a partir de mayo del 23 en marcha las medidas necesarias y consensuadas con todos los afectados. “Los vecinos tienen que poder aparcar pero hay que buscar una solución a los comerciantes y hosteleros de Ruzafa que se ven en muchos casos gravemente afectados. Este fin de semana va a ser complicado por la limitación de aparcamiento en una zona donde muchas viviendas no tienen parking y hay carencia de aparcamientos públicos.”, ha señalado

De las 1.377 plazas para residentes (334 verdes y 1.034 naranjas) sólo se han concedido 326 autorizaciones, previó pago de 86,20 euros al año o 7,18 euros al mes, de las 658 solicitudes de distintivo de residentes presentadas en el Ayuntamiento.

Por último, hay que recordar que Ruzafa ha sido el barrio más castigado tras la implantación de los nuevos horarios de la ORA. Durante el primer semestre del año, se han puesto 29.000 multas a los conductores y se han recaudado 1,2 millones de euros, esto es, el 25% de toda la ciudad.

CatalàEspañol