El PPCV reclama que se incluya como grupo de riesgo a los Servicios de Ayuda a Domicilio

En el plan de vacunación existe una serie de colectivos que no están valorados como grupo de riesgo y que por las tareas que realizan deben ser incluidos

La portavoz de Política Social del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Elena Bastidas, ha solicitado a la vicepresidenta de Política Social, Mónica Oltra que “no mire para otro lado” y considere como grupo de riesgo y sean incluidos de “forma inmediata” en los planes de vacunación contra el COVID-19 como personal socio-sanitario, a las personas que realizan tareas en los Servicios de Ayuda a Domicilio (SAD), en viviendas tuteladas de atención a la salud mental y en las unidades terapéuticas de respiro de la Comunitat.

   Así, ha señalado que en el plan de vacunación existe una serie de colectivos que no están valorados como grupo de riesgo por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, y que por las tareas que realizan deben ser incluidos en los planes de vacunación contra el COVID-19.

   Por ello, ha solicitado que sean incluidas las personas que trabajan en los Servicios de Ayuda a Domicilio (SAD) ya que realizan tareas similares a las realizadas por el personal dentro de los centros socio-sanitarios. “Es personal de riesgo y, por lo tanto, debe ser vacunado”.

    “Los trabajadores y trabajadoras del SAD deben tener el mismo trato que se les ha dado en otras comunidades, incluyéndolos en los planes de vacunación al considerarlos personal de riesgo y, así, evitar tanto el riesgo de su salud como el de las personas que atienden”, ha explicado.

    La misma consideración deben tener los y las profesionales que atienden a las personas que residen en viviendas tuteladas de atención a la salud mental ya que “no se les está vacunando a pesar de que estos profesionales visitan un número elevado de domicilios cada día, por lo que es muy importante que se encuentren inmunizados lo antes posible”.

    Por último, debemos considerar incluidos también en los colectivos más vulnerables que no están en la vacunación a las unidades terapéuticas de respiro.    “Esto supone que nos vamos a encontrar con unidades que atienden a personas mayores con Alzheimer y otras demencias asumiendo un riesgo incomprensible en su funcionamiento diario” ha explicado, y “todo esto, teniendo en cuenta que en otras comunidades autónomas sí se han vacunado ya a todas la Unidades de Respiro, ya que las personas que trabajan en ellas son profesionales sociosanitarios y, según la estrategia nacional de vacunación están dentro de la fase 3 de vacunación”.

CatalanSpanish