El PPCV pide que se mantenga la ordenación actual de juzgados de violencia sobre la mujer

La portavoz de Igualdad, Marisa Mezquita, destaca la necesidad de una proximidad razonable respecto a la víctima y en obtener la respuesta especializada que requiere este tipo de situaciones

El Grupo Popular en les Corts ha presentado una iniciativa parlamentaria en la que solicita que se mantenga la ordenación actual de juzgados de violencia sobre la mujer y se amplíe su implantación en los partidos judiciales que aún no disponen de ellos.

Así lo ha explicado la portavoz de Igualdad, Marisa Mezquita, quien ha señalado la importancia de garantizar “una proximidad razonable respecto a la víctima y ofrecer la respuesta especializada que requiere este tipo de situaciones”.

La diputada ha recordado que la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, recoge que “en cada partido judicial habrá uno o más juzgados de violencia sobre la mujer, con sede en la capital de aquel y jurisdicción en todo su ámbito territorial” y que, no obstante a lo anterior “podrán establecerse, excepcionalmente, juzgados de violencia sobre la mujer que extiendan su jurisdicción a dos o más partidos dentro de la misma provincia”.

“Este punto, basado en la excepcionalidad, se agrava con la reordenación de la planta judicial aprobada recientemente por el Ministerio de Justicia y por el que se establece la desaparición en la Comunitat Valenciana de los juzgados especializados en Novelda, Sant Vicent del Raspeig y la Vila-Joiosa en la provincia de Alicante y Carlet, Xàtiva, Catarroja, Moncada, Picassent y Quart de Poblet en la de Valencia, al tiempo que se concentran más juzgados exclusivos en un mismo partido judicial”, ha señalado.

“En la Comunitat Valenciana hay 36 partidos judiciales y solo 12 cuentan con juzgados penales exclusivos de violencia sobre la mujer, por lo que eliminar estas competencias en 9 partidos judiciales incrementa la desprotección de las víctimas al abocarlas a un peregrinaje innecesario”, ha señalado Mezquita. La diputada ha indicado, asimismo, que la desaparición de estos juzgados “nos aleja cada vez más del objetivo de la ley de 2004 de conseguir, como mínimo, un juzgado de Violencia sobre la mujer en cada partido judicial”.

Así, la portavoz de Igualdad del GPP ha indicado que la atención a las víctimas “debe ser próxima y especializada y no se soluciona enviando a las mujeres en un taxi hasta el juzgado asignado, como señaló hace unos días la vicepresidenta del Consell”. Mezquita ha subrayado, asimismo, la necesidad de que haya profesionales especializados, “pero la reagrupación de juzgados como ha aprobado el Ministerio, va en detrimento de esta especialización”.

Por todo ello, la iniciativa del GPP insta a la derogación de la norma aprobada el pasado mes (Real Decreto 954/2022, de 15 de noviembre) para que se pueda mantener la ordenación actual “en tanto no se implanten juzgados exclusivos en el mismo partido judicial”, al tiempo que solicita la ampliación de la implantación de juzgados exclusivos en los partidos judiciales que carecen de ellos y hace hincapié en la importancia de incrementar los recursos humanos y económicos para agilizar y acelerar la actividad judicial.

CatalàEspañol