El PPCV califica el nuevo Plan de Salud Mental de Generalitat de electoralista

Ve incoherente lanzar un plan a cuatro años pocos meses antes de elecciones y critican la consulta a 70 personas no expertas por sorteo para su confección

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana ha valorado la incoherencia de lanzar un plan de envergadura como el de Salud Mental que ayer anunció el president Puig pocos meses antes de las elecciones. El responsable de Sanitat en Les Corts de esta formación, José Juan Zaplana, ha tirado de hemeroteca para recordar que en agosto de 2021 el jefe del Consell “presentó un plan de salud mental urgente con una serie de medidas, de construcción de centros de día, y que ayer se volvieron a repetir las mismas promesas que se habían contemplado en el Plan de Salud Mental del 21. Es decir, volvemos a tener un plan sobre un plan sin que se haya ejecutado nada”.

Respecto al personal anunciado de hasta 255 personas, Zaplana considera que muchas de ellas ya se habían contratado por lo que no queda claro el refuerzo. “No sabemos si las que se habían contratado venían de los planes anteriores o de qué planes venimos o cuáles son en verdad los refuerzos que van a contemplar este nuevo plan presentado ayer”. Asimismo, critica que “tanto el plan del 21 como el plan de ayer no tiene un soporte en papel”.

Respecto a la plasmación del plan en las cuentas del Consell para 2023, desde el PP apuntan a que la partida de Salud Mental es la misma que el año anterior. “Con lo cual o se restan políticas de las que actualmente se estaban haciendo para hacer otras o no existe. Hay un fake con los números”. Entre las enmiendas presentadas por el partido y que se debatirán esta semana, reclaman “una partida presupuestaria específica con la cantidad que se supone que se va a destinar a este plan”.

El Plan de Salud Mental está valorado en 40 millones de euros, según ha anunciado Generalitat Valenciana. Gan parte del presupuesto se destinará a la habilitación de nuevos espacios de atención a usuarios específicos, entre ellos los cuatro nuevos hospitales de día anunciados ayer lunes.

Gran parte de los problemas de salud mental, indican desde el PP no requieren ingresos pero sí atención y seguimiento por lo que exigen mejorar la asistencia en atención primaria y especializada. Además elaborar una estrategia de prevención.

También han sido incisivos con el método de recogida del pulso ciudadano como vía de información para elaborar la nueva estrategia de salud mental autonómica. Esta se ha realizado mediante elección aleatoria de 70 personas. “No son expertos en materia de salud mental. Son personas como cualquiera de nosotros que se les ha seleccionado para esa encomienda, pero este plan adolece de profesionales, adolece de que los expertos en salud mental, ya sea la sociedad científica, ya sean los técnicos de la Conselleria, ya sean las personas que de alguna forma trabajan en el día a día de la salud mental y fundamentalmente de personas que conocen la administración, que saben los déficits de la administración”.

CatalàEspañol