La sostenibilidad se sitúa en el eje de los presupuestos de 2022

La alcaldesa destaca que, por primera vez, el documento de sugerencias identifica y alinea cada propuesta con los ODS

El Consejo Social de la Ciudad ha aprobado su dictamen de recomendaciones  de cara a la elaboración del presupuesto municipal de 2022 que recoge un total de 138 sugerencias en diferentes ámbitos que consideran importantes para “acelerar la transición hacia una economía más comprometida con la sostenibilidad medioambiental en el largo plazo”, tal y como recoge el informe de conclusiones. La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, presidió esta semana el pleno del Consejo Social en el que se aprobó el informe de criterios y recomendaciones para la elaboración del Presupuesto 2022 y se dio cuenta de las últimas actuaciones e hitos significativos como la reciente salida del plan de ajuste y el consiguiente saneamiento de las arcas municipales.

“Hemos recabado la opinión y recomendaciones del Consejo Social de la Ciudad en un proceso participativo abierto para impulsar unas cuentas que van a ser las de la recuperación”, ha indicado Marco. La alcaldesa ha destacado también que estas sugerencias se han realizado sobre la base del informe para la reactivación social y económica de la ciudad, que fue aprobado por la Comisión de Impulso de Castelló el pasado mes de junio.

“Este año, además, se trata de un informe que identifica cada propuesta con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 con los que está alineado este ayuntamiento y que son la base de nuestras políticas para avanzar hacia un modelo de ciudad más sostenible e inclusivo”, ha manifestado.

Así, el informe recoge hasta 138 sugerencias y actuaciones en materias de servicios sociales; espacios y entornos inclusivos; salud pública; reactivación económica y recuperación del empleo; territorio y movilidad; agricultura y medio ambiente; vivienda; seguridad y emergencias; cultura; educación; infancia y juventud; innovación y digitalización; participación y cooperación; y comercio.

Según recoge en sus conclusiones, el Consejo Social ha incorporado una batería de actuaciones para impulsar la dinamización económica y a la mejora de las condiciones sociales y el empleo. “Se pone el foco en la economía circular, la corrección de las desigualdades, la implementación de una agenda urbana pensada para las personas y la colaboración estrecha de todos los agentes del sistema de innovación local”, recoge el informe. Para el Consejo Social, “potenciar estos aspectos puede acelerar la transición hacia una economía más comprometida con la sostenibilidad medioambiental en el largo plazo”.

Entre las propuestas concretas en el ámbito de la reactivación económica y recuperación, está el continuar con las actuaciones llevadas a cabo por el Observatorio Socioeconómico, el desarrollo de líneas de ayudas de apoyo a la economía social, potenciar el uso de las instalaciones del edificio CIES por parte de empresas, el desarrollo de las líneas de ayudas a proyectos de innovación social, etc. “Se trata, en este caso, de seguir impulsando proyectos que vienen desarrollándose en los últimos años para el fomento del emprendimiento y la innovación”, ha indicado Marco. En materia social, destacan propuestas como la potenciación de los servicios de ayuda a domicilio, el desarrollo de programas de barrios inclusivos y la mejora de prestaciones del albergue municipal, entre otras sugerencias.

CatalanSpanish