Primer fin de semana sin toque de queda en València lleno de actos vandálicos y botellones

En varias ciudades de la Comunitat también se han registrado incidentes relacionados con el consumo de alcohol en la vía pública

Lo más esperado era que no hubiera toque de queda y este fin de semana ha sido el primero sin esta restricción de movilidad en la Comunitat Valenciana. Sin embargo, centenares de personas han actuado como si el coronavirus ya no existiera. Se han producido varios botellones en las playas de la ciudad de València y han habido actos vandálicos que han generado desperfectos y suciedad en instalaciones de la costa.

Asimismo, la Policía Local de València ha recibido un aviso de Mar i Ombra, la empresa encargada de gestionar las playas, porque ha encontrado destrozos valorados en miles de euros, además de haber sufrido el robo de neveras, comida y otros elementos. “No entendemos como las personas se divierten a través de la destrucción de la propiedad ajena” ha afirmado Esther Calero, la propietaria.

Estos hechos tienen lugar después de los disturbios en la plaza de Honduras de València donde el vecindario se ha quejado del ruido de los botellones hasta las 03.00 h de la madrugada y se ha despertado este domingo con las aceras de la calle “llenas de vasos, botes y botellas”.

Otra ciudad que no se ha librado de los botellones y actos vandálicos ha sido Alicante, la Policía Municipal disolvió un botellón de 40 personas, sin embargo la acción continuó en la playa. De las 75 actas levantadas, 60 eran por consumo de alcohol en la vía pública.

El Partido Popular de València ha denunciado el “descontrol” de estos botellones en toda la ciudad y acusa el consistorio “de no invertir correctamente los 90.000 euros de presupuesto para desarrollar una ordenanza municipal para evitarlos”. “No tiene sentido que la izquierda mantenga restricciones al ocio nocturno y no se luche contra el botellón” ha manifestado Santi Ballester, regidor del partido.

El coronavirus sigue estando con nosotros

“Tenemos que tener paciencia. Hemos parado los pies al coronavirus, pero continúa estando con nosotros“. Así lo anunciaba la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

La situación mejora, puesto que, despacio, le vamos ganando la batalla al coronavirus. Pero el coste ha sido muy alto, sobre todo en vidas, en las relaciones sociales y en la economía, tan personal como a gran escala. Las batallas, todavía cuando se ganan, dejan profundas secuelas.

CatalanSpanish