¿Cómo identificar producto Cruelty Free (no testado en animales)?

No usan animales para ensayos experimentales previos. De hecho, la UE prohíbe la importación de productos que no sean Cruelty Free

Cruelty Free garantiza que el producto que adquieres no ha sido testado en animales bajo ensayos y pruebas experimentales en laboratorios.

Ante la polémica surgida por la investigación de la ONG Cruelty Free sobre el laboratorio Vivotecnia (Madrid), donde consiguieron grabar, de forma infiltrada, imágenes de animales sufriendo, gritando y sometidos a pruebas crueles bajo las bromas y los insultos de los trabajadores, se ha generado un intenso debate en Internet, sobre este tipo de pruebas, incluso en perros beagle para la fabricación de productos que usamos a diario, como cosméticos o geles de baño. Una escena dantesca que lamentablemente no es un hecho aislado.

¿Cómo identificar marcas Cruelty Free?

Para saber si producto es Cruelty Free, debemos buscar en su envase los sellos identificativos que aseguran que no ha sido testado en animales. Existen principalmente 3 logos:

Estos sellos dejan claro que en la fabricación de esos productos no ha habido ensayos previos con ninguna clase de animal. La lucha del movimiento animalista, así como el sacar a la luz imágenes aterradoras como las de la investigación de la ONG citada, hacen que cada vez más marcas apuesten por vender productos no testados en animales, porque saben que las personas que tengan un mínimo de sensibilidad preferirán comprar ese tipo de productos a otros, donde animales como ratones, monos cachorro, cerditos o perros, sean sometidos a pruebas continuas que les hacen sufrir no solo a nivel físico sino a nivel psicológico.

Europa prohíbe fabricar cosméticos testados en animales

Aunque no es obligatorio que las marcas pongan el sello, porque el Reglamento Europeo sobre los productos cosméticos prohíbe los productos que no sean Cruelty Free. En base a esto, en España y en toda Europa estaría prohibida la introducción en el mercado de productos cosméticos cuya formulación final haya sido objeto de ensayos en animales, así como los cosméticos que contengan ingredientes o combinaciones de ingredientes que hayan sido objeto de ensayos en animales. Y, obviamente, la realización de ensayos en animales de productos cosméticos acabados o de ingredientes.

¿Se cumple la ley? No siempre. Hecha la ley hecha la trama. Son muchas las marcas que tienen sus proveedores de materias primas en países fuera de la Unión Europea, y lo que hacen es importar los ingredientes ya acabados de esos países, abaratando su coste, mientras que luego fabrican en Europa los productos sin hacer ningún tipo de ensayo en animales, pero lo que no pueden garantizar es que los ingredientes no hayan sido testados en perros, por ejemplo, en China. En el país oriental su normativa sí obliga a testar.

Además, en España sí está permitida la experimentación con animales para fines científicos, por ejemplo, para la fabricación de medicamentos o vacunas. Y es ahí, dónde se genera el debate más controvertido. ¿Es necesario?

¿Los productos Cruelty Free son todos veganos?

No. Solo aseguran que no han sido testados con animales en laboratorios. No obstante, en sus ingredientes pueden contener leche o huevo, lo que hace que no sean catalogados como veganos. Sin embargo, todos los productos veganos sí son Cruelty Free, ya que los valores del veganismo apuestan por la no explotación de ningún animal.

AnimaNaturalis, ONG para la defensa de los animales en España y Latinoamérica y centrada en evitar su sufrimiento en áreas como la experimentación, ha publicado diferentes listas para consultar productos no testados en animales.  

En la siguiente lista podéis encontrar una variedad infinita de marcas que no usan animales para experimentos, así como otras marcas que afirman no usarlos, pero exportan ingredientes de China, por lo que no son Cruelty Free.

CatalanSpanish