Los profesores y alumnos vacunados no tendrán que guardar cuarentena

La excepción serán los contactos estrechos de casos vinculados a brotes por alguna variante de la COVID-19 y las personas inmunodeprimidas.

Los escolares y docentes vacunados frente a la COVID-19 que hayan estado en contacto estrecho con un positivo, no tendrán que guardar cuarentena. Así se establece en la guía de actuación ante la aparición de casos de coronavirus en centros educativos aprobada por el Ministerio de Sanidad y las comunidades en la Comisión de Salud Pública.

Esto marcará una diferencia considerable respecto al protocolo de actuación que tenía que llevarse a cabo el año pasado, que estipulaba que, en caso de que algún miembro de la comunidad educativa diera positivo en una maceta PCR, automáticamente toda persona que hubiera tenido contacto con este tenía que guardar diez días de cuarentena.

Una vez pasada esta cuarentena, los alumnos y profesores sin síntomas podrían reincorporarse a las clases en el aula.

En cuánto el sistema de comunicación de la situación en cada centro, el protocolo se mantendrá del mismo modo. «Para las diligencias, se mantiene la misma estructura de coordinación que había sido funcionado el curso pasado. Es decir, habrá un responsable covid en cada centro educativo que se coordinará con la enfermera del área sanitaria responsable para este centro y con el equipo de salud pública de vigilancia de centro educativos».

Los inmunizados tendrán que realizarse una prueba rápida

Del mismo modo, tampoco tendrán que aislarse aquellos que hayan pasado la enfermedad en los últimos 6 meses, siempre que cuenten con una prueba diagnóstica que acredito el contagio.

Sin embargo, habrá varias excepciones: aquellos contactos estrechos de casos vinculados a brotes producidos por alguna de las nuevas variantes del virus que huyen a la inmunidad de las vacunas y las personas inmunodeprimidas. En estos casos será necesario y obligatorio el confinamiento.

CatalanSpanish