Tres propietarios recurren el PAI de la carretera de Onda en Vila-real

Uno de los recurrentes es Porcelanosa Grupo cuyas naves ocupan 609.000 metros cuadrados del PAI, equivalente a una tercera parte del suelo afectado por la urbanización

El Ayuntamiento de Vila-real defenderá el interés general de la ciudad ante los recursos presentados a la aprobación definitiva del proyecto para reactivar el PAI del nuevo clúster de la innovación cerámica (antiguo polígono de la carretera de Onda).

Así, el Pleno ordinario de enero ratificará la personación que el alcalde de la ciudad, José Benlloch, ha realizado para la defensa de los intereses del Ayuntamiento de Vila-real ante los recursos presentados por tres afectados, tras la desestimación de sus alegaciones.

El Ayuntamiento de Vila-real dio luz verde el pasado mes de octubre al nuevo PAI del clúster de la innovación cerámica en una sesión plenaria en la que, además de aprobar el nuevo proyecto de urbanización, se procedió a resolver las 16 alegaciones presentadas, de las cuales 4 se aceptaron total o parcialmente, y el resto quedaron desestimadas.

Ahora, tal y como explica el alcalde, a consecuencia de esta desestimación, una empresa y dos particulares han decidido presentar recursos, entre ellas Porcelanosa Grupo, cuyas empresas ocupan 609.000 metros cuadrados del PAI, equivalente a una tercera parte del suelo afectado por la urbanización (32,17%).

Benlloch ha avanzado que, además de defender el interés general de la ciudad de Vila-real en la vía contencioso-administrativa, también ha iniciado el diálogo y la negociación con las persones y entidades que han presentado dichos recursos con el objetivo de hallar una solución.

Además, el primer edil ha incidido en que esta vía judicial “no suspende la reactivación del PAI, que afecta a 2,5 millones de metros cuadrados y supondrá una inversión de 44,5 millones de euros, en el que seguimos trabajando con la intención de poder retomar las obras esta primavera”.

“Después de 23 años, por fin hemos podido relanzar un proyecto imprescindible para La nueva Vila-real del siglo XXI, que pondrá a disposición de la industria suelo de calidad, que mejorará de forma importante las condiciones de las empresas actualmente en la zona y atraerá nuevas inversiones”, subraya el alcalde.

La historia del PAI se remonta a 1999, con el gobierno del Partido Popular, cuando se aprobó inicialmente el proyecto, que quedó paralizado en 2008 con sólo un 34% de obras ejecutadas.

Desde 2011, el actual equipo de gobierno ha trabajado en la redefinición del proyecto, mientras se ha dado salida a importantes propuestas industriales en la zona y hasta 10 unidades de reparcelación. Este nuevo proyecto se aprobó definitivamente por el Pleno el 4 de octubre de 2022 tras un largo proceso administrativo, con 520 propietarios notificados.

Las modificaciones del proyecto se derivan, además, en una nueva retasación del 19,3% y un nuevo convenio urbanístico, lo que supone que el coste de la urbanización se incrementa en 7,2 millones de euros respecto al coste previsto en 2008, hasta alcanzar los 44,5 millones de euros. Este aumento corresponde al incremento del IPC desde 2008, las mejoras exigibles en la urbanización, así como a obligaciones legales.

CatalàEspañol