Los pueblos afectados por la prostitución en la Pista de Silla exigen la ley de la abolición de tratas que proteja a las víctimas

Tras el asesinato de Floryna, Albal ha convocado a los acaldes afectados por las mafias criminales que operan en sus municipios, a la delegada del Gobierno y María Such, para coordinar la lucha.

AVL

La segunda muerte de una mujer prostituida en Albal ha provocado la reacción contundente del Gobierno que preside Ramón Marí. Tras conocerse el desenlace de Floryna, que apareció muerta hace unos días, en una acequia de Silla, el alcalde convocó a los homólogos de los pueblos también afectados por la prostitución callejera que se da en la Pista de Silla. Al tiempo que elevaba la invitación al Consell para, conjuntamente, visibilizar la lucha contra los proxenetas, perseguirlos y “acabar con los puteros”.

Así de explícito se ha expresado en el minuto de silencio convocado a las 12.00 horas, en la puerta del Ayuntamiento al que ha acudió la Delegada del Gobierno, Gloria Calero y María Such, Directora General del Instituto Valenciano de las Mujeres donde ambas han abogado por exigir al Estado la creación de una ley abolicionista contra la trata de mujeres, basada en los derechos de las víctimas, que incorpore medidas de prevención y recuperación integral, que persiga a las redes criminales y a los consumidores.

“La trata y la prostitución son la forma más indigna y repugnante de la desigualdad real que sigue habiendo entre hombres y mujeres que se dan, porque se consume, por tanto, debemos acabar con la impunidad y no permitir que la hipocresía se prolongue más tiempo”, ha reivindicado Calero. La delegada del Gobierno denuncia la “normalización de la sociedad con estas violaciones de los derechos humanos en carreteras, polígonos, calles o pisos”. Preguntada por el asesinato de Floryna, la delegada no ha podido avanzar nada de la investigación y ha confirmado que continua la autopsia de la joven.

María Such ha explicado que el Instituto Valenciano de las Mujeres dispone de un servicio específico que atiende a las víctimas de explotación sexual y ha retado a los mandatarios a trabajar codo a codo, “para sacarlas de las calles y del prostíbulo”.

Los alcaldes de Alfafar, Beniparrell, Catarroja, Massanassa, Sedaví y Silla han apoyado la iniciativa de Ramón Marí para poner en común este problema que soportan desde hace años sus localidades, junto a Benetússer. Su alcaldesa y presidenta de la Mancomunitat de l’Horta Sud, Eva Sanz, no ha podido asistir por motivos de agenda pero ha transmitido al alcalde su apoyo. Ramón Marí les ha propuesto adherirse a la Red de Municipios Libres de Trata, de la que forman parte un centenar de pueblos españoles, 29 de la Comunitat Valenciana, en Albal se llevará este asunto al próximo pleno.

Todos los mandatarios se han referido a la prostitución como una de las lacras que tenemos como sociedad y que es necesaria la coordinación de todas las administraciones públicas para acabar con ella.

La segunda víctima en Albal

No es la primera vez que una mujer prostituida es asesinada en este municipio de l”Horta Sud. En el 2004, apareció otra joven muerta con un disparo en el pecho, justo en el mismo lugar donde se vió a Floryna con vida, por última vez. El consistorio cubrió los gastos de su sepultura y el cuerpo de la mujer descansa en el cementerio municipal de Albal desde 2004.

Recientemente, el parlamento europeo, ha aprobado una resolución que reconoce la prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler como violaciones de los derechos humanos. Para el primer edil, “los asesinatos de Ivana y Florina son una amenaza la democracia”.

El minuto de silencio se ha podido seguir en directo por el Facebook del Ayuntamiento de Albal para evitar la concentración de muchas personas, dada la situación sanitaria provocada por la COVID-19.

 

 

- Advertisement -