El protocolo a seguir para la muerte de Benedicto XVI

Aunque no hay publicado ningún plan al efecto, expertos en protocolo del Vaticano asumen que sus rituales se asemejarán mucho a los de un obispo retirado de Roma.

El Papa Benedicto XVI ha fallecido en la mañana de este sábado 31 de diciembre, tal y como han confirmado fuentes del Vaticano.

Esta noticia ha generado preguntas como qué sucederá si muere Benedicto XVI. Aunque la Santa Sede tiene un protocolo de siglos de historia para seguir cuando muere un papa, sin embargo es tan singular que el papa que fallece no sea el que gobierna que no hay publicado un plan al efecto.

El protocolo del funeral de Benedicto XVI

Expertos en protocolo del Vaticano asumen que cuando muera Benedicto XVI sus rituales funerarios se asemejarían mucho a los de un obispo retirado de Roma, al menos en su parte litúrgica. “El funeral de un papa emérito es el funeral del obispo emérito de Roma”, afirmó el historiador eclesiástico Alberto Melloni.

Así las cosas, su funeral se llevaría a cabo en la Basílica de San Pedro o en la plaza, pero presidido por el papa Francisco en vez de un decano del Colegio Cardenalicio. En cuanto a su sepultura, esta se realizaría en la gruta ubicada debajo de la basílica. 

Funeral de Juan Pablo II

Melloni agregó que la situación no es del todo sin precedentes, ya que las diócesis de todo el mundo han establecido en el tomo ‘Ritual Romano’ cómo se debe honrar adecuadamente a los obispos jubilados con oraciones. ritos litúrgicos y lecturas específicas.

Pero en el caso de una figura como un papa emérito, se presume que el ritual tendría algunos ajustes para dar mayor suntuosidad al funeral de quien alguna vez fue jefe de estado de la Ciudad del Vaticano.

Uno de esos ajustes, se cree, sería una capilla ardiente de varios días en la basílica antes del funeral, similar a la de papas anteriores como Juan Pablo II, quien recibió la visita de miles de peregrinos que hicieron largas filas para rendirle homenaje cuando murió en 2005.

Sin embargo, una diferencia serían los nueve días de ritos funerarios antes del entierro, llamados “novendiale”, que aplican para un papa reinante pero no aplicarían para uno emérito, según explicó el experto. Pero una tradición que se mantendría es la de colocar en el ataúd el libro de los Evangelios.

Cripta del Vaticano

CatalàEspañol