Moción de censura en Loriguilla contra el alcalde de Ciudadanos

Los concejales del PSPV y PP han presentado una moción para arrebatarle la alcaldía y se han dado de baja de sus partidos tras ser desautorizados

Los socialistas y populares han pactado una moción de censura inusual en Loriguilla, localidad de la comarca de Camp de Túria, para arrebatarle la alcaldía al actual alcalde de Ciudadanos, Sergio Alfaro. Si nada o nadie lo impide, el próximo 7 de junio en un pleno extraordinario se votará esta moción que otorgaría la alcaldía seis meses al concejal del PSPV, Carlos Rodado, y los otros restantes a la concejal del PP, Montserrat Cervera.

Esta noticia llega tan solo unos días después de que el Ayuntamiento de Loriguilla anunciase la remodelación de su equipo de gobierno tras la destitución de dos concejales socialistas, Carlos Rodado encargado de Cultura, Deporte y Sanidad; y Manuel Cervera, responsable de Bienestar, Patrimonio o Turismo, con los que Ciudadanos compartía gobierno, pero acusaba de “falta de lealtad”. Sin embargo, este cese parece que se le ha vuelto en su contra y Alfaro podría perder la alcaldía en las próximas semanas.

Podría porque no todo es tan fácil. Las ejecutivas provinciales tanto del PP como del PSPV se han opuesto a este acuerdo, principalmente porque ninguno de estos partidos permite pactos entre ellos.

Desde el PP de la provincia de València se han mostrado contrarios a esta decisión y han advertido que “no tienen el respaldo de la directiva provincial para participar en la moción de censura” y que “en el caso de contradecir esta directriz, se podría proceder a la expulsión de los ediles populares y del presidente local porque “se estaría faltado al artículo 16 de los estatutos del Partido Popular”

Por su parte, los ediles socialistas han compartido este miércoles en sus redes sociales un escrito donde aseguraban que se habían dado de baja de su partido antes de presentar dicha moción, así como de sus cargos orgánicos, y que esta cuestión no era “un tema de partidos, sino de decencia democrática”. “Nos hemos visto en la necesidad de priorizar los intereses del pueblo de Loriguilla y de sus gentes a nosotros mismos, y a los del PSOE, abandonando voluntariamente el partido político al que hemos pertenecido desde siempre” señalaban los socialistas.

“El PSOE no está pactando con el PP, ni a la inversa, el asunto es otro bien distinto, aunque los partidos se afanen en explicar lo contrario en prensa. No es venganza, ni revanchismo, es justicia y reparación. Gente que piensa diferente ha sido capaz de llegar a un consenso unánime, quién no está capacitado para gobernar no debería seguir haciéndolo ni un minuto más” ha manifestado.

Concejales socialistas Loriguilla | PSPV-PSOE Loriguilla

“Loriguilla no se merece un espectáculo tan bochornoso”

Por su parte, el Ayuntamiento de Loriguilla ha publicado un comunicado donde explica que esta moción de censura es un “sinsentido y está promovida por personas cuyos únicos intereses son personales”, así como que desde el gobierno municipal rechazan de pleno “el ‘pacto del rencor’ de los firmantes de la moción de censura y seguiremos gestionando con total normalidad los proyectos iniciados hasta el último minuto”.

En este sentido el alcalde de la localidad, Sergio Alfaro, en el escrito ha manifestado que “a nuestra llegada al gobierno, nos encontramos con una deuda heredada de aproximadamente 15 millones de euros por parte del actual presidente del Partido Popular e impulsor de esta pacto antinatura, Javier Cervera, hermano de la actual portavoz y virtual alcaldesa Montserrat Cervera en el último tramo de la legislatura si finalmente prospera la moción de censura presentada”.

“Como alcalde de Loriguilla mi compromiso con mi municipio es hoy más fuerte si cabe ante el infame espectáculo que están dando quienes son capaces de todo por una silla y un sueldo público. Invito a quiénes han firmado la moción de censura a hacer una profunda reflexión sobre la idoneidad de esta, sabiendo que están totalmente en contra sus propios partidos y de la mayoría de los vecinos de Loriguilla” concluye Alfaro.

ValenciàEspañol