Puig anuncia una ayuda al agua desalada para paliar el recorte del trasvase

La Generalitat subvencionará 10 céntimos por hectómetro a los regantes y bajará el precio hasta los 24 céntimos

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este miércoles durante la sesión de control en Les Corts que el Consell implantará una línea de ayudas para rebajar en 10 céntimos el precio del agua procedente de la desalinizadoras. “Vamos a sumplementar 10 céntimos por hectómetro para ayudar a los regantes en la desalinización” ha manifestado Puig.

Este anuncio se suma a la decisión del Gobierno de España de fijar el precio del agua desalada en 34 céntimos por metro cúbico, por debajo de los 0,36 céntimos que planteaba inicialmente. Así pues con la ayuda que implantará la Generalitat para lo regantes, el precio se situará en 24 céntimos por hectómetro.

Del mismo modo, el jefe del Consell ha adelantado que va a solicitar la constitución “inmediata” de la comisión de seguimiento para valorar todas las inversiones que “por primera vez” se van hacer en la Cuenca del Segura y que garanticen “agua para siempre en la Vega Baja”. De hecho, la intención de la Generalitat es que en esta “mesa bilateral” esté presente tanto representantes del gobierno valenciano como los propios regantes para “fiscalizar” todas las inversiones.

Durante su intervención, Puig ha indicado que ha encargado a la Abogacía de la Generalitat que estudie “en profundidad” el Real Decreto sobre los planes de cuenca aprobados este martes por el Consejo de Ministros para presentar un recurso ante el Supremo. “He pedido un informe a la Abogacía para que todo aquello que sea lesivo para los intereses de la Comunitat Valenciana, la Generalitat va a recurrir. Pero lo vamos hacer en un intento de mantener lo positivo del acuerdo como las inversiones o el acuerdo de la comisión de seguimiento y de la masa de agua” ha manifestado Puig, que también ha recordado que “hemos ido más de 40 veces a los tribunales y continuaremos yendo porque lo que queremos es tener agua para siempre”.

En este sentido, Puig ha remarcado la importancia que tiene el agua para el gobierno valenciano y ha criticado el “uso partidista” que hace el Partido Popular de la misma y les ha reprochado que durante su mandato “hubo un año sin una gota de trasvase”. “Lo que interesa a los regantes y a la Comunitat es tener agua para siempre, y lo vamos a conseguir” ha asegurado.

El trasvase, la “punta del iceberg”

Por otra parte, la síndica del PP, María José Catalá, ha asegurado que “ayer el PSOE perpetró el mayor ataque a nuestros regantes” y que ello demuestro “lo extremadamente débil y sumiso que es Puig porque dice estar moderadamente satisfecho de que miles de personas vayan al paro y de la ofensa a nuestros regantes”.

Al respecto, Catalá ha anunciado que “el PP irá a los tribunales para defender a nuestros regantes a los que Puig no defiende y ha traicionado. Puig parece que hoy no tiene nada que decir a los regantes. Ha tolerado 22 recortes injustificados del Tajo-Segura y no hace nada. Si hace algo ahora es por interés electoral”. De hecho, ha afirmado que lo del Tajo Segura es “la punta del iceberg” y que el gobierno valenciano es conocido en Madrid por “ceder y callar”.

Igualmente, la nueva síndica de Ciudadanos (CS), Mamen Peris, ha instado al president Ximo Puig a acudir a los tribunales para defender el trasvase Tajo-Segura ante el recorte impuesto por el Gobierno.“Hay que ser más contundentes con el tema del agua en Alicante, a veces los tribunales es el único lenguaje que se entiende. Agua para todos y agua para siempre”

CatalàEspañol