Puig pide recuperar el ‘espíritu de Benicàssim’ en el 40 aniversario del Estatut y ‘un gran acuerdo’ por la financiación

Reivindica desde Benicàssim, la ciudad en la que acordó el texto que permitió la tramitación del Estatut del 82, un acuerdo por la energía para lograr una transición sostenible.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido unidad, junto a la sociedad civil, para reclamar a todas las fuerzas del Congreso de los Diputados “un gran acuerdo por la financiación, las inversiones y la visibilidad que merecen” los ciudadanos y ciudadanas de la Comunitat Valenciana.

“Siempre exigiremos aquello que nos corresponde”, ha señalado el president durante su intervención en el acto conmemorativo celebrado en Benicàssim coincidiendo con los 40 años del Estatut d’Autonomia, donde también ha marcado 40 metas para perfilar la “nueva frontera del 2023”, entre ellas el fin de la violencia machista y la consecución de la igualdad real, el pleno empleo, el trabajo sin precariedad o un estado del bienestar avanzado.

El president ha señalado que Benicàssim, la ciudad en la que la comisión redactora de l’Estatut cerró el texto que dio paso a la tramitación de la norma marco de la Comunitat Valenciana, es un “lugar de memoria” para el pueblo valenciano como “reverso positivo” de la pérdida de los fueros en Almansa.

“Junto al mar de Benicàssim confluyó la voluntad democrática para recuperar el autogobierno perdido en el campo de batalla” y allí, en el “punto de inflexión político” que representó la Transición, se demostró “la voluntad férrea de los valencianos de vivir juntos”, ha rememorado Ximo Puig.

“Ahora -ha continuado- vivimos otro momento de inflexión económico, social y medioambiental, y tenemos que mostrar la madurez democrática de los padres del Estatut aparcando diferencias, asumiendo responsabilidades y primando, por encima de todo, los intereses de los valencianos”.

Por ello, ha pedido unidad para lograr ese acuerdo político por la financiación y las inversiones, y también para “forjar un gran pacto por la energía que agilice la instalación de renovables”.

“Necesitamos asegurar una sostenibilidad justa que respete el medio ambiente y el empleo, y, para ello, necesitamos transitar hacia la autonomía energética con mayor determinación. “Hace falta –de nuevo– el espíritu de Benicàssim”, ha enfatizado. 

40 metas para avanzar hacia una “nueva frontera” en 2025

Para el president, la celebración de los 40 años de Estatut debe servir para “proteger” la ‘carta magna’ valenciana y para “avanzar hacia una nueva frontera’ que permita celebrar, dentro de 10 años, el 50 aniversario del autogobierno con la consecución de 40 metas.

El president ha hablado en este sentido del fin de la violencia machista, el logro de la igualdad “real” de hombres y mujeres, el pleno empleo “irrenunciable”, el trabajo sin precariedad, un estado del bienestar avanzado, una salud mental reforzada, una discapacidad “empoderada”, el respeto real a cada minoría, unas aulas trilingües, la educación gratuita de los 0 a los 18 años, una FP “sin complejos”, una Universidad práctica y humanista, unos mayores “atendidos con dignidad”, la conciliación para las familias, vivienda pública “suficiente” para los jóvenes, un deporte “sin discriminaciones” y el fin de la pobreza infantil.

El president ha reivindicado además una “nueva frontera” que posibilite “una España polifónica sin solistas”, lealtad federal entre autonomías, descentralización política, más sinergias metropolitanas, un mundo rural “dinámico”, un interior “vivo” frente al despoblamiento, la articulación “eficiente” de las mancomunidades comarcales, un municipalismo con nuevas competencias y un europeísmo transformador.

Asimismo, ha trazado también como metas asegurar un Corredor Mediterráneo “vigoroso”, el liderazgo en la “nueva industria”, mayor I+D empresarial, el relevo generacional en el campo valenciano, un paisaje preservado, un patrimonio histórico protegido, un Mediterráneo respetado, la memoria “dignificada”, una Justicia rápida y digital, una Administración emprendedora, unos sectores tradicionales innovadores, una cultura rentable para los creadores, un valenciano más hablado y prestigiado y “nuevos derechos que no podemos imaginar”.

“Esas 40 metas –y muchas más– perfilan la nueva frontera del 2032 y el Estatut d’Autonomia será el instrumento que nos encamine a ellas, respetando siempre el espíritu de Benicàssim: la igualdad de oportunidades, el aumento de prosperidad y el respecto a todas las formas de sentirse valenciano”, ha manifestado.

Una “nueva” Comunitat

Como ha indicado, el Estatut ha permitido “moldear” una “nueva” Comunitat Valenciana “más protectora, más progresista, con más seguridad”. “De hecho, esa ha sido la esencia del Estatuto: ser una red de seguridad y un manto de respeto”, ha agregado.

Ha señalado en este sentido que el autogobierno ha logrado reforzar el estado del bienestar, como lo demuestra que hoy existan 26 hospitales, 14 campus universitarios, más de 2.000 centros educativos y 122.000 personas dependientes atendidas por la Administración. “Esa es –también– la Comunitat Valenciana de 2022: una garantía que permite 5 millones de formas de ser valenciano, una por cada habitante”.

ValenciàEspañol