Puig mediará para que los ERTE del sector cerámico tengan un trato de excepción

El President también ha anunciado que a través Instituto Valenciano de Finanzas se ofrecerá fondos y créditos -de un mínimo de 50 millones cada uno- para ayudar a las industrias

La intermediación con el gobierno central, la excepcionalidad de los ERTE que se den en la industria azulejera transformándolos en ERTE Red para evitar más pérdidas de empleos o la creación de dos líneas de fondos y créditos a las empresas a través de Instituto Valenciano de Finanzas son los tres pilares claves que hoy se han debatido en Castellón entre Generalitat y representantes de la patronal del azulejo.

En esta Mesa de la Cerámica, cuya próxima convocatòria será en la primera quincena de noviembre, el president de la Generalitat, Ximo Puig, se ha comprometido a seguir exigiendo “medidas excepcionales”.

Al respecto, y aunque sin concretar detalles, Puig ha hablado de la mediación de la Generalitat ante el gobierno de España, al que solicita “ayudas directas”. Ante la situación del sector azulejero, Puig ha afirmado que la idea es “hacer un lobby común que vaya más allá del clusterque representa la industria cerámica. Sin embargo también ha atenuado la afirmación matizando: “el objetivo es que el gobierno de España llegue hasta donde pueda llegar en ayudas directas”, ha añadido.

Del mismo modo, además de esta limitación del ejecutivo central respecto a Europa, también desde el sector cerámico se ha dejado claro que la intervención o mediación del gobierno autonómico está muy acotada. De hecho, el presidente de ASCER, Vicente Nomdedéu ha recordado que son conscientes, pese a tener y agradecer el apoyo de la Generalitat, que “las decisiones claves dependen de Madrid”.

Créditos y ERTEs excepcionales

Puig ha reiterado la excepcionalidad de la situación y por eso también ha hecho hincapié en la demanda de medidas excepcionales de carácter financiero asumiendo dos compromiso claros. Por una parte ha avanzado que el Instituto Valenciano de Finanzas ofrecerá fondos y créditos -de un mínimo de 50 millones cada uno- y por otra que la Generalitat apoyará la reivindicación de la aplicación de los ERTE Red a las empresas azulejeras que al suponer una serie de ventajas tanto para el empresario como para el personal contratado suavizan las condiciones de las regulaciones de empleos que se puedan producir.

Reuniones en Madrid

En cuanto al Gobierno central ha concretado que “se pedirá una reunión con la ministra de Industria“, que espera que sea antes de la convocatoria de la nueva reunión de la Mesa de la Cerámica prevista para la primera quincena de noviembre.

Del mismo modo se planteará una reunión con el Ministerio de Trabajo, en la que estén los sindicatos, la patronal y la Generalitat para ver “cómo pueden aplicarse en el sector los ERTE Red», porque ante una situación excepcional, se necesitan instrumentos excepcionales, ha dicho.

Peligro de perder mercados “irrecuperables”

Por su parte, el presidente de la patronal ASCER, Vicente Nomdedéu, ha dicho ser consciente del “apoyo inquebrantable” de la Generalitat y su compromiso con la industria cerámica, con un peso importante en la provincia y en la Comunitat Valenciana.

Vicente Nondedéu, presidente de la patronal azulejera ASCER, tras la Mesa de la Cerámica de Castellón. Octubre 2022

Aunque ha alertado de nuevo de lo que supone la situación del sector: “El bienestar de la Comunitat está es riesgo. Necesitamos ayudas directas”, ha apuntado.

En esta misma línea Nomdedeu se ha referido a las consecuencias de la pérdida de competitividad cuando se comparan con otros países como sus vecinos Italianos -principales competidores- a quienes ha hecho mención recordando las ayudas que están recibiendo. “Una vez se pierde un mercado es prácticamente irrecuperable”, ha advertido.

CatalàEspañol