Puig advierte que se tomarán medidas si el Real Decreto del Plan del Tajo no incluye el pacto con Generalitat

Afirman que el Real Decreto del Plan del Tajo no incluye el pacto con Generalitat a lo que Puig responde que si no se cumple, tomarán las medidas necesarias

Los regantes han dado la voz de alarma sobre el futuro del trasvase Tajo-Segura, que según un acuerdo anunciado por la Generalitat con el Gobierno de Pedro Sánchez tenía garantizada su continuidad y así quedaba plasmado en el Real Decreto del Plan del Tajo. Este acuerdo fue lo que motivó el voto favorable de la Conselleria de Agricultura. Sin embargo, la garantía del agua para el Levante fue puesto en tela de juicio por el propio secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Esta mañana, el presidente de Riegos de Levante y vicepresidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Javier Berenguer, ha afirmado en una entrevista en Las noticias de la mañana de A Punt Radio que el Gobierno de Pedro Sánchez modificó la redacción del Real Decreto. Algo de lo que se enteró el domingo y considera que el acuerdo con la Comisión del Agua fue un “paripé” ya que no asegura el riego con agua trasvasada.

El nuevo texto contempla aumentar los caudales ecológicos del Tajo hasta 8,65 metros cúbicos por segundo el 2027 con la consiguiente reducción del volumen de agua para las provincias de Alicante, Murcia y Almería.

y la garantía de continuar enviando agua al Levante en el caso de que se eleven los caudales en puntos conflictivos. Zonas como Aranjuez, donde también el Gobierno obliga a mejorar la calidad del agua del río según el mismo Plan Nacional del Tajo. El president Ximo Puig ha manifestado este lunes 2 enero no estar al tanto.

“No tenemos esa información aún, pero los regantes saben que estamos y estaremos a su lado sea cual sea la decisión que finalmente se adopte por parte del Consejo de Ministros”, ha afirmado el jefe del Consell.

En caso de no cumplir con los acuerdos, Ximo Puig advierte que tomará cartas en el asunto. “Pensamos que los acuerdos hay que respetarlos y el Consejo del Agua llegó a un acuerdo en la disposición adicional novena, que lo único que dice es que en el año 25 se tiene que evaluar la situación y tomar, en consecuencia, las medidas oportunas.

Nosotros estamos en esa posición, en la posición del acuerdo, no estamos en guerra contra nadie. Estamos sumando para generar igualdad y equidad a España y es lo que vamos a defender y los regantes han de saber que nuestra voluntad es que se cumpla el acuerdo. Si finalmente no se cumple, nosotros tomaríamos todas la medidas necesarias que tengamos a nuestro alcance”.

El pacto entre el Gobierno y la Generalitat se comprometía a no aumentar los caudales ecológicos si se cumplían los objetivos ambientales establecidos. Berenguer ha sido no entender el cambio de criterio unilateral del Ejecutivo central tras el acuerdo.

No hemos entendido por qué lo han hecho, llevar el proyecto de real decreto al Consejo Nacional del Agua, donde se aprueba, y después cambiarlo a su gusto”, ha criticado.

“El Ministerio ya ha quitado la cláusula de revisión, de forma que sí o sí se aumentarán los caudales a siete metros cúbicos por segundo cuando lo apruebe el Consejo de Ministros. El 2026 será a ocho y el 2027, a 8,65”. En la actualidad están a 6 metros cúbicos por segundo, ha explicado.

El próximo miércoles 11 de enero los regantes se manifestarán frente al Ministerio de Agricultura para protestar contra el recorte de agua previsto para el trasvase al Segura.

CatalàEspañol