Puig pide proteger el mercado laboral ante la inflación para garantizar ‘más derechos, más seguridad y un pacto de rentas’

Puig subraya que la Comunitat ha logrado, a pesar de la pandemia y de la guerra, un 'máximo histórico' de 2 millones de personas trabajando.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado que constituye una “prioridad” proteger el mercado laboral ante la inflación para garantizar “más derechos, más seguridad y un pacto de rentas” desde el diálogo social.

Ximo Puig ha participado en la clausura del congreso ‘Las nuevas directrices de la OIT sobre los principios generales de la inspección de trabajo y el futuro del trabajo’, un acto al que también ha asistido la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

El responsable del Consell ha señalado que la vía para avanzar hacia una “sociedad de respeto” se asienta sobre “una base simple: más trabajo y de más calidad”, por lo que “en ningún caso pueden separarse” los “raíles” de la calidad y la cantidad.

Puig ha señalado en este sentido que la Comunitat Valenciana ha logrado un “máximo histórico” de empleo, con 2.055.000 personas trabajando, y ello pese a la pandemia y la guerra de Ucrania.

Se trata de un ciclo expansivo que ha coincidido además con “una mayor calidad del trabajo”. De hecho, ha añadido, “a partir de la subida del salario mínimo a 1.000 euros, se han creado 70.000 empleos, y, gracias a la reforma laboral, 650.000 valencianos han firmado un contrato indefinido en 2022”.

Son “cifras sin precedentes” que reflejan que, “a pesar de algunas profecías”, la regulación laboral “ni destruye empleo ni frena la economía”. Al contrario, “ha aportado eficiencia, seguridad y fortaleza empresarial, y esa es una lección de futuro”, ha argumentado.

Puig ha señalado que “ahora la prioridad es reducir los efectos de la inflación” protegiendo el mercado de trabajo, y hacerlo “siempre” desde el diálogo social, dado que es lo que “hace perdurables los cambios”. “Sin acuerdos, todo es frágil” y “con pactos, todo resiste más”. En suma, “invertir en diálogo social es sinónimo de derechos, oportunidades y estabilidad”, ha agregado.

Reforzar la Inspección

El president se ha referido también la importancia de reforzar la Inspección de Trabajo para evitar la economía sumergida, garantizar el cumplimiento de la normativa de igualdad o reducir los problemas psicosociales originados por las “nuevas formas de precariedad” ligadas a lo digital.

“El trabajo decente no puede esperar a que baje la inflación o desaparezcan la inestabilidad, y ahí es fundamental la función de la Inspección”, ha dicho Puig, que también ha subrayado la importancia de “aportar los recursos humanos necesarios”, normas “justas” como la ‘ley Rider’ para el empleo en plataformas digitales, y el “compromiso firme” del Gobierno con los convenios de la OIT”, “como ha demostrado este año con el trabajo en el hogar y el acoso”.

“Es hora de cambiar el chip y aceptar que la prosperidad o es repartida o no es prosperidad”, ha dicho Puig, para añadir que “esa es la ‘lista Forbes’ que más interesa a este país: la de la cohesión”.

CatalàEspañol