Puig retornará Medicina a la UA aunque la UMH lo lleve a Tribunales

Mientras el Consejo Social de la UMH pedirá al rector recurrir el nuevo grado, Puig señala que las universidades no están para 'confrontar'

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha quitado hierro a la decisión del Consejo Social de la UMH para instar a su rector a recurrir la decisión del Consell para retornar el Grado de Medicina a la Universidad de Alicante. En la tarde de este miércoles 5 de octubre la mayoría de miembros de este órgano votaron a favor de llevar el asunto a tribunales argumentando que hay que enfocarse en una enseñanza de calidad.

El Consejo Social, presidido por Joaquín Pérez Vázquez, cofundador del Grupo Soledad, cuenta con 22 miembros y un secretario, el catedrático José María Gómez Gras. El alcalde de Elche, Carlos González y el representante de UGT, Ismael Senent, se han abstenido sobre el asunto de llevar a tribunales el nuevo grado mientras que los integrantes de CCOO Carmen Palomar, y Jorge Martínez se manifestaron en contra.

Preguntado hoy por los medios de comunicación, el president ha señalado que antes de recuperar el grado para la UA, “el Consell hizo un análisis absolutamente riguroso, lo estudió con tiempo. Con con el máximo rigor posible“. Y ha añadido que las Universidades no deberían entrar en estas dinámicas. “Yo creo que las universidades públicas de la Comunitat Valenciana están para cooperar, para colaborar, no para confrontar”.

El argumento que defiende la cúpula de la Miguel Hernández es que hacen falta más plazas públicas para médicos pero no más estudiantes y consideran que poner en marcha el título supondrá un gasto innecesario, máxime teniendo en cuenta la escasa distancia entre los campus de Sant Joan y San Vicente.  

Ximo Puig también ha restado hierro a otro asunto en materia política, las declaraciones del vicepresidente segundo, Héctor Illueca que ayer se quejaba en la televisión pública sobre las “limitaciones” que supone gobernar con un PSOE de mayoría al que “le tiemblan las piernas” en lo tocante al poder. En un tono cercano y conciliador se ha mostrado el jefe del Consell al que ha dicho “respetar mucho”. Y ha atribuido estas palabras a las limitaciones del propio sistema democrático. “No son limitaciones, son las exigencias a la democracia“. “Creo que cada uno defiende sus posiciones y eso es legítimo en democracia. Nosotros desde luego compartimos un Gobierno que tiene que gobernar para toda la Comunidad Valenciana. Para mí la única línea roja es que los gobiernos son de toda la sociedad, no son de los partidos políticos”.

Asimismo, ha aplaudido la petición de un fondo de compensación para compensar la infrafinanciación de la Comunitat en los próximos presupuestos generales del Estado por parte del diputado de Compromís Joan Baldoví ayer en el Congreso de los Diputados. Si bien la iniciativa no fue respaldada por el presidente del Gobierno culpando a la derecha de las políticas fiscales en diferentes territorios, el presidente Puig ha aplaudido la petición: “Cualquier iniciativa que vaya a mejorar la financiación autonómica de la Comunidad Valenciana, que es la peor financiada de España, me parece positivo”. 

Al respecto de los presupuestos de la Generalitat también ha indicado que el Consell continúa trabajando. “El conseller está pilotando todo lo que es la armonización de los intereses de las distintas consellerias. Ya saben, todo el mundo quiere mas y el conseller de Hacienda tiene que administrar lo mejor posible desde una dirección política en la que, evidentemente, nos vamos a centrar. Y estos presupuestos va a ser unos presupuestos que van a ser lo más eficaces posible para luchar contra la inflación y para ayudar a las familias, a las empresas desde la perspectiva de un contexto tan complicado. Y eso va a ser el gran objetivo”.

CatalàEspañol