Puig anuncia que el transporte público será gratuito para todos los jóvenes menores de 30 años

El jefe del Consell también ha adelantado que la Generalitat prepara una bajada de impuestos para las rentas menores de 60.000 euros y una deducción fiscal de 100 euros para las hipotecas

El transporte público de metro, tranvía y autobuses dependiente de la Generalitat Valenciana será gratuito para todos los jóvenes menores de 30 años. Así lo ha anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, durante su intervención en el Debate de Política General que se está celebrando este martes en Les Corts. El debate parlamentario más importante del año, que en esta ocasión está marcado por la inflación, las causas judiciales y las reformas fiscales.

Esta medida se aplicará a partir del 9 de octubre y estará vigente durante tres meses hasta el 31 de diciembre, coincidiendo con la gratuidad de Renfe. El transporte público será completamente gratuito para el millón y medio de valencianos menores de 30 años, concretamente 1.553.000 valencianos, lo que supondrá un ahorro de 135 euros por joven si se compara con la tarifa del año pasado, según ha detallado Puig.

Del mismo modo, el jefe del Consell ha avanzado que la Generalitat aprobará una deducción fiscal de 100 euros para las hipotecas. Se podrán beneficiar de esta medidas la rentas individuales de hasta 30.000 euros y para la tributación conjunta de 47.000 euros. “Soy consciente de los problemas de las empresas, autónomos, trabajadores, estudiantes y familias. Soy consciente de las dificultades que está sufriendo toda la sociedad” ha manifestado Puig.

Reforma fiscal valenciana

Por otra parte, el president ha adelantado algunas de las medidas de la reforma fiscal valenciana “progresiva” y “para la mayoría social” que aplicará el Consell como un aumento del 10% la cuantía exenta de tributación a todos los ciudadanos, el máximo permitido por la norma; o una nueva tarifa autonómica del IRPF para este ejercicio con nuevos tramos adaptados a la situación actual, por ejemplo, las rentas de 10.000 euros se ahorrarán un 21 % (94,5 €); las de 20.000 se ahorrarán un 7,3%(117 €), las de 30.000 se ahorrarán un 2,2% (67 €) y las rentas superiores a 60.000 el gobierno valenciano intentará que no se beneficie de la bajada impositiva. “Las rentas más altas pagarán igual que hasta ahora” ha afirmado.

Otra de las medidas es el aumento de un 10% las deducciones y bonificaciones fiscales por hijo o hija, por arrendamiento de vivienda, por familia numerosa o monoparental, por conciliación del trabajo con la vida familiar o por gastos en guardería o colegio de hijos o hijas menores de 3 años. Además, se ampliará las personas beneficiarias, ya que pasarán de 25.000 a 30.000 euros las rentas que podrán beneficiarse de estas deducciones, mientras que las rentas superiores a 60.000 € deberán mantener “su esfuerzo tributario”.

Los efectos de esta reforma serán de carácter retroactivo al 1 de enero de este año y será ya de aplicación en la Renta de 2022. Así pues, según ha asegurado Puig, supondrá un ahorro medio de 111 euros por contribuyente y un ahorro global de 150 millones a las familias. “Estas tres medidas van dirigidas a los valencianos que cobran menos de 60.000 euros, el 97,4% de los contribuyentes, es decir, beneficiará de forma directa a 1.344.000 valencianos, la mayoría de la sociedad” ha indicado Puig.

Como ejemplo, ha señalado que, gracias a las medidas anunciadas, un joven soltero menor de 35 años, que gana 28.000 euros, y que amortiza 8.000 euros de su hipoteca, se ahorrará 530 euros en la declaración; una pareja joven, con dos hijos pequeños, que gana 30.000 y 38.000 euros, se ahorrará 845 euros en la declaración, una pareja de menores de 35 años, que paga 8.000 euros anuales de alquiler, y gana 18.000 y 21.000 euros, se ahorrará 262 euros o una familia monoparental con un hijo de 4 años y unos ingresos de 25.000 euros se ahorrará 224 euros.

“Ahora es el momento de un ajuste fiscal con tres pilares: ayudar a las rentas medias y bajas, fomentar la actividad económica y el empleo, y proteger a quienes más castiga la inflación” ha asegurado Puig, que también ha resaltado que “aquí ni inmovilismo ni regalos fiscales a las fortunas. Unos bajan impuestos a los más ricos y aquí se ayuda a ‘llegar a fin de mes’ a la mayoría de la sociedad. “Hoy bajamos los impuestos a 1,3 millones de valencianos“.

En este sentido, el dirigente socialista ha afirmado que la Comunitat Valenciana mantendrá el impuesto de patrimonio, que el Partido Popular está abanderando su bajada en Andalucía, Galicia o Murcia. Según ha explicado Puig, solo el 0,5% de los valencianos tributan este impuesto, es decir, los que tienen un patrimonio superior al medio millón de euros. “Este ha aportado en lo que llevamos de año 187 millones de euros y gracias al trabajo de la inspección, ya alcanzamos los 200 millones”.

200 millones de euros para la creación de empleo

El president también ha avanzado que se promoverá el mayor Plan de Empleo, con más de 200 millones de euros, y ha detallado en este sentido que los programas de contratación de jóvenes se incrementarán el 50 % (hasta 57 millones de euros), que se duplicará el apoyo a la contratación indefinida de colectivos vulnerables (hasta los 26 millones), que se destinarán 12 millones a talleres de ocupación para jóvenes con dificultades de encontrar trabajo y que también se creará el Plan Avalem Capacitats, para personas con diversidad funcional.

Además, ha avanzado otro paquete de iniciativas para apoyar a los sectores productivos, con un nuevo servicio de justicia gratuita para las pymes, microempresas, personas trabajadoras autónomas y trabajadores y trabajadoras por cuenta propia que afronten impagos, despidos u otros problemas derivados de la inflación y la guerra.

Asimismo, el Instituto Valenciano de Finanzas empezará a movilizar 180 millones en préstamos a las empresas al 1,5 %, con un 20 % de ayuda no reembolsable y a devolver en 10 años, con hasta 5 millones de euros por empresa para ayudar a invertir y a afrontar gastos operativos ante la subida de los tipos de interés.

CatalàEspañol