Cae un punto de venta de drogas en una pedanía de Carcaixent

Se pudo verificar que en dicho punto se estaba intercambiando droga, por la entrega de efectos robados por parte de los compradores.

La Guardia Civil de Valencia, en el marco de la operación “COULLAS”, ha procedido a la detención de 1 hombre y 1 mujer por 1 delito contra la salud pública, 1 de tenencia ilícita de armas, 1 de defraudación de fluido eléctrico y 1 de receptación.

La operación comenzó en el mes de agosto cuando la Guardia Civil de Valencia tuvo conocimiento de un posible punto de venta de drogas al menudeo en una vivienda de la pedanía de “Cogullada” perteneciente a la localidad de Carcaixent.

Fruto de las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, lograron averiguar que, en dicha vivienda, se estaba vendiendo diferentes tipos de sustancias prohibidas como: cocaína, hachís y marihuana, llegando incluso a vender a menores a pleno luz del día.

Además, se pudo constatar por parte de los agentes que el método utilizado por los compradores era siempre el mismo. Estos, aparcaban el vehículo a escasos metros del domicilio, e incluso, en ocasiones en la misma puerta con el motor encendido. Después, llamaban al timbre de la vivienda o por teléfono, y al poco tiempo las personas moradoras bajaban y realizaban la transacción que duraba escasos segundos.

Asimismo, tras las diversas gestiones policiales de los agentes se pudo verificar que en dicho punto se estaba intercambiando droga, por la entrega de efectos robados por parte de los compradores como forma de pago.

Finalmente, los investigadores realizaron un registro en la vivienda, hallando 30 gr de cocaína, 100 gr de hachís, 500 gr de marihuana todo ello listo para su distribución y 741euros en efectivo, junto con el material necesario para su envasado y pesaje. Dicha vivienda poseía una habitación, la cual estaba preparada para el cultivo intensivo de marihuana con todos los útiles necesarios.

Además, se pudo constatar por técnicos de la empresa IBERDROLA, que la vivienda presentaba un enganche ilegal a la red.

Asimismo, se procedió a la aprehensión de una ballesta dispuesta para su funcionamiento con sus respectivas flechas, de la cual carecían de licencia de armas para su tenencia. Y numerosa maquinaria agrícola (desbrozadoras, motosierras, bombas de agua, grupo electrógeno, etc…) y herramientas (taladros, lijadoras, etc…). Todo ello valorado en 4000 euros aproximadamente.

La operación culminó con la detención de 1 hombre de 27 años y 1 mujer de 38 años, ambos de nacionalidad española, por 1 delito contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y receptación, dando como desarticulado el punto de venta.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 7 de Alzira.

CatalàEspañol