Quart de Poblet diseña un videojuego para promocionar La Passejà de San Onofre

El Ayuntamiento y Amics de la Passejà preparan el 300 Aniversario de esta tradición.

Aprender la historia de Quart de Poblet y promocionar La Passejà divirtiéndose. Este fue el objetivo del Ayuntamiento y dels Amics de la Passejà cuando se plantearon diseñar un videojuego gratuito y atractivo para las nuevas generaciones que, además, coincide con los preparativos del 300 Aniversario del milagro de San Onofre.

El resultado ha sido un juego fascinante para todos los públicos que traslada al jugador al pueblo tal y cómo era hace cien años. Una recreación fidedigna realizada gracias a las fotografías cedidas por vecinos y vecinas, la mayoría de ellas catalogadas en el Museo Virtual de la localidad.

El jugador o la jugadora se convierte en una extraterrestre que se traslada desde el futuro al siglo pasado para descubrir qué es lo que tiene tanto poder en Quart de Poblet y que, además, lanza fuego. La misión encomendada al androide es, en definitiva, descubrir el secreto de La Passejà.

Cuando su nave aterriza, la extraterrestre necesita infiltrarse entre la gente que cuida de San Onofre. Lo primero que tiene que hacer es vestirse cómo ellos y conseguir la gorra, el blusón, el pañuelo, las gafas protectoras y las tenazas.

Una vez equipada, hay que reconstruir la figura del Santo con piezas que están escondidas por todo el pueblo como la coveta, la palmera, la calavera, el ángel, el león, el libro y la paloma. El videojuego proporciona pistas que ayudarán a la visitante a pasar por los diferentes niveles.

Una vez completado el juego se activará La Passejà de Sant Onofre que irá desde la Ermita hasta la Parroquia de la Purísima Concepción. En su recorrido por el pueblo acompañan al patrón, androides, castillos de fuegos artificiales y música valenciana.

Durante el juego la extraterrestre descubre que lo que realmente tiene tanto poder es San Onofre, a quien los vecinos y vecinas suplicaron en junio de 1723 que acabara con la sequía para no perder sus cosechas. El Santo escuchó sus súplicas e intercedió para que lloviera. Desde entonces, cada 9 de junio, quarteros y quarteras convertidos en coeters, realizan “la Passejà” del Santo por las calles de la localidad mientras disparan cohetes a su alrededor.

Unas calles, plazas y monumentos que el videojuego permite recorrer de manera rápida y fácil con visión 360º del entorno. Todo el pueblo se ha modelado en tres dimensiones con la última tecnología en diseño y técnicas fotogramétricas. Los detalles están tan cuidados que hasta las baldosas son tal y como eran en el siglo pasado.

La ciudadanía podrá descubrir y recordar lugares que ya han desparecido como el Palau del Marqués de Tremolar o el antiguo edificio del Ayuntamiento. También podrá disfrutar de la Ermita de San Onofre o de la estación de ferrocarril. Y, como no, visitar la Fábrica Refracta, que es la actual Biblioteca Municipal, y circular por la antigua carretera Madrid-Valencia a la altura de Villahermosa.

A la extraterrestre le gusta tanto San Onofre y La Passejà que se lo quiere lleva a su planeta… ¿lo conseguirá? Juega y lo sabrás.

El videojuego es obra de Javier González y del informático Carlos Villalba y se puede descargar de forma gratuita en el siguiente enlace.

CatalàEspañol