Rafael Torres, nuevo presidente de la Confederación Española de Comercio

La Asamblea General Electoral refrendo con alrededor del 80% su confianza en Torres para asumir la presidencia de la CEC.

Rafael Torres, presidente de Confecomerç ha revalidado la presidencia de la CEC para los próximos cuatro años, tras contar con el apoyo de los representantes de la Asamblea General Electoral de la Confederación con un refrendo de casi el 80% de las organizaciones miembro. Torres asume el cargo en plena reactivación de las empresas del pequeño comercio, y ante un escenario nacional e internacional que cuenta con grandes desafíos a nivel económico y social.

“Los retos del comercio son importantes, coincidiendo con esta etapa de recuperación, no exenta de dificultades, con unas empresas que acusan el encarecimiento de los costes, la crisis energética, el incremento del SMI desde 2019 en más de un 30%, y el aumento de las materias primas que ha derivado en una alta inflación” ha explicado Torres.

Por ello, asegura ahora “más que nunca es vital el papel de interlocución de la CEC, clave para el impulso del tejido empresarial, formado por pymes, micropymes y autónomos del comercio, un sector que representamos tanto como la banca y los seguros de este país, como las compañías de telefonía o como el sector del ocio, más que el sector primario, y sólo un poco menos que el sector de la construcción”.

“Nuestro tejido comercial supone el 10,7% del PIB a nivel nacional, el 4,9 del VAB y agrupa al mayor número de empresas, duplicando al segundo sector más importante de la economía de nuestro país”, ha señalado el presidente. Rafael Torres ha destacado que el comercio que representamos mayoritariamente en CEC, el de menos de 10 trabajadores, suma el 97% de las empresas, el 33% de la cifra de negocios y el 48% de los trabajadores.

Unas empresas, las del comercio, que además de su contribución a las arcas públicas vertebran la estructura urbana y social de ciudades y pueblos, que aportan identidad y valor añadido a los municipios, y que dotan de valor y sostenibilidad a la economía patrimonial. La CEC además representa a las pymes, micropymes y autónomos del pequeño comercio en la Comisión de Competitividad, Comercio y Consumo (C4), donde se dirimen todos los temas de primer orden que afectan al comercio nacional, ostentando la Confederación la vicepresidencia.

Y es que, tal y como ha señalado Rafael Torres, “la interlocución y la representatividad de la CEC cobran ahora mismo especial relevancia, máxime en una crisis como la actual, en la que debemos intensificar el diálogo constante con la Administración, con los poderes públicos y con los agentes sociales y económicos, a fin de trabajar intensa y conjuntamente para poder impulsar la actividad de unas pequeñas empresas que son el activo principal de nuestro país.

Asimismo manifiesta que es “necesario” resaltar el papel de la CEC como organización que refuerza a las Confederaciones autonómicas, dado que “también hay mucha normativa que afecta al sector que es de competencia estatal y que es decisiva para las pymes, micropymes y autónomos del comercio a la hora de desarrollar la mejor práctica comercial”. En este sentido, destacar que Confecomerç, además de ser la entidad más representativa del sector de la Comunitat Valenciana, según datos del IVIE, es la única organización de la autonomía que cuenta con representación a nivel nacional.

ValenciàEspañol