Portugal, Francia y España ratifican el acuerdo para el corredor de hidrógeno que estará operativo en 2030

Las firmas de Sánchez, Macron y Costa en Alicante convertirán a la penísula en 'uno de los principales hubs energéticos de la UE' afirma von der Leyen

Portugal Francia y España han ratificado en Alicante este viernes el acuerdo para la construcción del H2Med, el nuevo corredor de hidrógeno verde que estará operativo a finales de 2030. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, han ultimado hoy detalles de esta nueva infraestructura junto a la presidenta de la Comisión Europea.

La nueva infraestructura permitirá transportar según los cálculos iniciales hasta 2 millones de toneladas de hidrógeno, un 10% del consumo europeo. La meta de la Unión Europea hasta 2030 es producir 10 millones de toneladas e importar otros 10 por lo que este proyecto convertirá a la península “en uno de los principales hubs energéticos de la Unión Europea”, según Ursula von der Leyen,.

El acuerdo se comenzó a perfilar el pasado 20 de octubre en la embajada francesa en Bruselas, antes del Consejo de Otoño de la Comision Europea, cuando lo tres países acordaron este corredor de energía verde para unir la península ibérica con la ciudad francesa de Marsella. Esta iniciativa que se concreta en Alicante ha permitido, según el presidente Pedro Sánchez, desbloquear el proyecto de interconexión energética entre Francia y la península “aun mas necesario con la guerra”. Y, además ha recordado que no solo atañe a la conducción de hidrógeno si no a las interconexiones eléctricas.

En esa fecha acordaron encontrarse de nuevo coincidiendo con la Cumbre Euromediterránea en Alicante “para examinar avances e impulsar de manera definitiva el proyecto en esta reunión concretando plazos, financiación y detalles para su ejecución”.

El trazado dispuesto para el corredor arranca en un primer tramo desde Celorico da Beira, en Portugal, a Zamora. Es el tramo conocido como CelZa. El tramo de salida de la península es el denominado BarMar, Barcelona a Marsella.

Sánchez ha señalado que el corredor permite el doble objetivo de reforzar la seguridad energética, especialmente crítica en estos momentos de guerra de Rusia, así como la determinación de la UE con la neutralidad climática

“Va a ser el primer gran corredor del hidrógeno de la UE. El H2Med podrá transportar el 10% del consumo del de hidrógeno de la Unión para el año 2030 en torno a dos millones de toneladas al año”, ha adelantado el presidente Sánchez. La inversión prevista para ejecutar esta megainfraestructura es estimada en unos 2.500 millones de euros, para lo que los tres gobiernos optarán a financiación europea, que supondría hasta el 50% de los costes.

Así, antes del 15 de este mes los tres países harán una presentación conjunta del proyecto a la Comisión Europea.

Para el primer ministro de Portugal este nuevo corredor cambia “totalmente” la tendencia. “Ya no vamos a ser meros, importadores y reexportadores de energía. Ahora vamos a reforzar nuestra posición como productores y exportadores de energía al resto de Europa”.

Y ha puesto en valor la necesidad de diversificar las materias energéticas para reducir la dependencia. En este sentido ha alabado la idoneidad del emplazamiento de la península. “Uno de los mejores emplazamientos en Europa para las energías renovables, hidráulicas, solar, eólica, por eso tenemos precios más bajos que otros”.

Con este paso adelante, ha manifestado Antonio Costa, estamos añadiendo una fuente más de energía que se produce en la Península Ibérica y es para el conjunto de Europa. El corredor de hidrógeno renovable se suma a las cuatro interconexiones eléctricas acordadas. Dos, que ya están en marcha y dos que están en proyecto o se están construyendo, además de las interconexiones de gas natural existentes en Portugal y en España, ha precisado.

Por su parte Emmanuel Macron ha enumerado tres objetivos que hacen del H2Med un proyecto coherente con su política de innovación energética. Un objetivo ecológico para reducir las emisiones e ir abandonando progresivamente el fósil y pasar a una electrificación del continente europeo contando con el hidrógeno.

El segundo objetivo es un objetivo de industrialización, de innovación en el continente basado en la necesidad de ser competitivos en cuanto a la producción y el tránsito energético. Y el tercer objetivo es un objetivo de autonomía estratégica. “Supone producir en la mayor medida posible nuestra propia energía y tal y como ha dicho el primer ministro de Portugal hay que diversificar”.

La agenda del presidente del Gobierno en Alicante continúa a partir de las 15 horas con la recepción de los países que participan esta tarde en la IX Cumbre Euromediterránea EU-MED9

CatalàEspañol