La hostelería de la Comunitat Valenciana podría abrir tras la sentencia del TSJ vasco

Por criterio jurisprudencial los tribunales valencianos podrían adoptar la misma medida que ha tomado el Tribunal Superior y reabrir la actividad

AVL

Hace escasas horas el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha dado la razón a los hosteleros de la comunidad que reclamaron ante el cierre de la hostelería bajo las restricciones decretadas por el Gobierno Vasco con motivo de bajar la incidencia de la pandemia. Por lo tanto, ha autorizado su reapertura en los municipios vascos en zona roja por no considerar suficientemente justificado que la hostelería esté ligada a un aumento de casos. Ahora, los hosteleros de la Comunitat Valenciana miran hacia el País Vasco y se cuestionan si el cierre de la hostelería en el país valenciano también es inválido.

El pasado 6 de febrero los hosteleros de la Comunidad Valenciana no aguantaron más y presentaron un recurso contencioso administrativo

Faltan menos de seis días para llegar al 15 de febrero, fecha que la Generalitat Valenciana puso como límite para el paquete de medidas estrictas que entraron en vigor para frenar el Coronavirus en la región. Tras las Navidades, la Comunitat Valenciana sufrió una tercera oleada de contagios muy elevada, superando incluso la primera de marzo, que llevó casi al colapso a su sistema sanitario. No obstante los índices empiezan a bajar, y la hostelería reclama que no aguanta más tiempo cerrada: “si no abrimos ya, muchos no podremos volver a subir la persiana”, dice uno de los manifestantes que se encontraba en la puerta del Palau de la Generalitat que pedía la reapertura de los locales.

Bajo este dilema, el pasado 6 de febrero los hosteleros de la Comunidad Valenciana no aguantaron más y presentaron un recurso contencioso administrativo contra el cierre de bares y restaurantes decretado por la Generalitat bajo la plataforma SOS Hostelería. Esto son los propietarios de más de 35.000 bares, restaurantes y cafeterías que estiman que la Administración ha sido arbitraria: “si pueden abrir los restaurantes de los hoteles y de las empresas porque son compatibles con la lucha contra la pandemia, mantener abiertos el resto de locales de hostelería con las medidas de higiene y distanciamiento que ya se estaban llevando a cabo por el sector, también sería compatible”.

Sin embargo, a falta de saber la resolución de los tribunales valencianos, la hostelería ya tiene fijada la vista en una sentencia: la dictada por el tribunal vasco. Y es que según el auto que se ha publicado esta mañana, el Tribunal considera que la actividad desempeñada en la hostelería no está en el origen del aumento de contagios. “No aparece con claridad la influencia de la apertura de los establecimientos hosteleros con el elevado nivel de incidencia del virus tras la celebración de la Navidad”, concluye el auto firmado por el presidente de la sala Luis Ángel Garrido y los magistrados María Josefa Artaza y José Antonio González. ¿Es por tanto esta una buena noticia para los propietarios de los bares y restaurantes valencianos?

Por criterio jurisprudencial los tribunales valencianos podrían adoptar la misma medida que ha tomado el Tribunal Superior y, por lo tanto, abrir de nuevo las terrazas y locales. Se abre de esta forma, una nueva puerta para los hosteleros que empiezan a impacientarse y organizándose algunos, incluso, para abrir de forma ilegal el próximo 16 de febrero.

¿Apertura de bares el 16 de febrero?

“La hostelería de la provincia liderada por Ashocas levantará la persiana la próxima semana para protestar contra las medidas impuestas por la Generalitat Valenciana”, este es el anuncio que ha hecho pública una de las asociaciones de hostelería de la provincia en un comunicado en el que anima a las empresas del sector a reabrir sus establecimientos antes que el Govern de la Generalitat haya anunciado si pretende alargar más o no las restricciones hace ahora 20 días.

Fotografía: Alicia Alegre.

El comunicado al que acompañan unos carteles con el anuncio de la fecha del 16 de febrero y la advertencia “¿oído cocina?” representa una muestra del malestar de los hosteleros y para algunos un claro desafío a las medidas impuestas de cierre total que el sector ya tildó desde un primer momento de “injustas” y “condenatorias” para el sector.

- Advertisement -