Reclaman refuerzos ‘inmediatos’ de personal en hospitales para los servicios de Urgencias

La central sindical alerta de la saturación en los hospitales La Fe y Peset, en Valencia, o Gandia y Alzira, con hasta 40 pacientes a la espera de cama

El sindicato CSIF exige más personal y espacio en los hospitales de la Comunidad Valenciana para atender la elevada presión asistencial, que durante estos días se traslada especialmente a los servicios de Urgencias. La central sindical explica que hoy el recinto hospitalario de Alzira ha amanecido con 40 pacientes a la espera de cama, mientras que en La Fe de Valencia había 16 y en Gandia, 7.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera “imprescindible” que Conselleria incremente las plantillas ante la saturación que sufre la atención primaria y la elevada presión en los hospitales. El sindicato también reclama habilitar más espacio para poder instalar con rapidez en planta a los pacientes que necesitan ingreso y que tienen que permanecer en boxes de los servicios de Urgencias.

El sindicato recalca que una de las situaciones más complicadas se produce en el hospital de Alzira, en la Ribera, donde esta mañana había 40 pacientes a la espera de cama, alguno de ellos desde el pasado domingo. La coyuntura ha empeorado respecto a ayer lunes, que ya era grave con 37 pacientes. La central sindical insiste en la reclamación de una “gestión adecuada” del personal y reitera “la crispación existente” por las malas condiciones laborales.

CSIF continúa relatando que en la ciudad de Valencia los hospitales también están sufriendo la elevada presión en el servicio de Urgencias, sobre todo debido a afecciones respiratorias. En La Fe esta mañana había 16 pacientes a la espera de cama en planta, en algún caso aguardando desde última hora de la tarde del lunes. El servicio de Reanimación, que dispone de 31 camas, está completo, mientras que la UCI tiene ocupadas 22 de sus 26 camas.

La central sindical señala que en el hospital Peset, también en la capital, había cinco pacientes pendientes de ingreso, mientras que en el de Gandia, que cubre toda la comarca de la Safor, siete personas esperaban cama en planta después de entrar en el servicio de Urgencias. Este último recinto está lleno y con pacientes aguardando espacio en plantas de medicina interna, sin camas libres, en unas instalaciones que nacieron pequeñas y en las que se dobla habitaciones.

El sindicato recalca que esta situación se extiende a otros hospitales de la provincia, como el de Requena, por lo que exige que, con carácter urgente, Conselleria refuerce con más personal todas las instalaciones sanitarias para poder atender la creciente demanda. Del mismo modo, considera necesario un plan de instalaciones que prevea ampliar las de recintos como Gandia o Alzira, que resultan insuficientes.

CatalàEspañol