Empieza la campaña 2022 de recogida de naranjas en las calles de València

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha estimado que la producción de los 12.000 árboles llega a los 400.000 kilos en el año, que se destinan principalmente al compostaje

El Servicio Municipal de Jardinería Sostenible procederá durante los próximos meses de enero y febrero a la retirada del fruto en árbol de los 12.000 naranjos ornamentales de la ciudad que hay tanto a los jardines de la ciudad, como en el viario (sobre las aceras). Así lo ha explicado el vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo, que ha explicado que cuando son recogidas «se envían a la planta de tratamiento del EMTRE para que sean compostadas y así se reintroduce ese compost en la agricultura de proximidad».

En las calles y jardines de València se contabilizan más de 12.000 naranjos, y la retirada del fruto de estos ejemplares se efectuará, tal como ha subrayado Campillo, de acuerdo con las planificaciones técnicas elaboradas, organizada por distritos municipales, teniendo en cuenta los diferentes condicionantes de cada emplazamiento. Los trabajos se incluyen entre las labores previstas en el pliego de prescripciones técnicas que rige el actual contrato de gestión y mantenimiento de los espacios ajardinados y arbolado viario de la ciudad.

Para la campaña actual trabajarán un total de 30 operarios (18 en la zona norte y 12 en la sur) y se destinarán 18 medios mecánicos, entre tractores, camiones y furgonetas, 11 en la zona norte y 7 en la sur. El presupuesto total de estas actuaciones se eleva a los 191.465 euros, de los cuales 101.715 euros corresponden a los distritos del norte y 89.750 euros a los del sur.

Hay que tener en cuenta, ha explicado el vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, que estos árboles «contribuyen a mejorar la habitabilidad de la ciudad con su color verde durante todo el año, su agradable aroma a flor de azahar y sus coloridos frutos en invierno». Sin embargo, ha continuado señalado Campillo, «la caída azarosa de estos frutos, a veces concentrada después de días de fuertes vientos, genera problemas de suciedad e incluso algún accidente, por lo cual es necesario recogerlos y retirarlos de las vías».

La producción de todos estos naranjos se estima entre 350.000 y 400.000 kilogramos en el año, que se destinan principalmente al compostaje en las plantas de tratamientos de residuos correspondientes.

Para la campaña 2022, está previsto continuar con la implementación de la técnica de retirada mecanizada por el sistema de vibración, «al obtenerse unos rendimientos notablemente superiores a los obtenidos por medios únicamente manuales y sin causar ningún mal al arbolado mediante el uso de esta técnica», ha asegurado el vicealcalde. En aquellos emplazamientos inaccesibles para la recogida mecanizada, se realizará la retirada manual.

ValenciàEspañol