Recogida selectiva “puerta a puerta” en los municipios del interior de Castelló

Se trata de un propuesta de la Diputación para la mejora de la sostenibilidad en poblaciones del interior centro de menos de 5.000 habitantes

Conjugar la concienciación medioambiental con la recogida selectiva de residuos y tener que desplazarse a puntos específicos cuando la movilidad no acompaña es uno de los grandes obstáculos con que se encuentran los habitantes de muchos municipios del interior, poco poblados y además con un vecindario de edad avanzada.

Esta es una de las premisas sociales y medioambientales bajo la cual des de la Diputación de Castelló, se propone a los municipios “un cambio de paradigma” que podría evitar ese problema con “una recogida selectiva puerta a puerta”.

Por eso hoy, el diputado de Sostenibilidad, Ignasi Garcia, ha presentado el proyecto de recogida selectiva puerta a puerta a alcaldes y alcaldesas de los municipios del interior centro de la provincia que tienen encomendado el servicio de recogida a la Diputació de Castelló.

Con este proyecto, la institución provincial pretende mejorar el entorno de las poblaciones de menos de 5.000 habitantes, así como la calidad y la atención del servicio al vecindario y mejorar también las cifras de recuperación de residuos domésticos en las zonas del interior.

Este proyecto, viene acompañado de una declaración de interés al Ministerio de Transición Ecológica para captar financiación europea. Ya que supone, según Garcia, “un cambio de paradigma” en el concepto de recogida de residuos establecido en este momento.

Una recogida a medida de los vecinos

Concretamente, propone que sea el municipio quien lleve a cabo la recogida de cada fracción de residuos domésticos con camionetas eléctricas en los días que determine, de forma que “se ajuste a las necesidades reales de las vecinas y vecinos”.

Los desechos se llevarán hasta una ‘área de aportación’ fuera del núcleo poblacional y, desde este punto, los camiones de recogida de la Diputació provincial con encargo del servicio harán el traslado de la basura a la planta de tratamiento de residuos correspondiente.

Garcia ha explicado que “este modelo corresponsabiliza y da autonomía a los municipios y ofrece la posibilidad de crear nuevos lugares de trabajo verde” puesto que, según ha defendido, “no supone a priori un incremento del coste del servicio para los ayuntamientos ni para la población” sino que “mejora la eficiencia y reduce la suciedad en las calles, al eliminarse los contenedores”.

Además, ha añadido, “soluciona los problemas de movilidad de las personas mayores que residen mayoritariamente en las poblaciones de interior porque ya no tendrán que desplazarse hasta los puntos de recogida”.

CatalanSpanish