La Conselleria de Transición Ecológica recupera una zona húmeda en San Vicente de Llíria

La Conselleria invierte más de 48.000 euros en el proyecto de restauración que ha rescatado el humedal y ha replantado vegetación autóctona

La Conselleria de Transición Ecológica, a través de la Dirección General de Medio Natural, recupera una zona húmeda en el paraje de San Vicente de Llíria y ejecuta una actuación de restauración integral que incluye la replantación de vegetación autóctona, la retirada de especies invasoras y abre la puerta a convertir el espacio en un albergue de biodiversidad.

El director general de Medio Natural, Julio Gómez, junto con representantes de la corporación local ha participado esta mañana en la jornada explicativa abierta a los vecinos y vecinas del municipio para dar a conocer los detalles del proyecto de renaturalización.

La Conselleria ha invertido más de 48.000 euros en los trabajos que han restaurado una superficie de casi 2.000 metros cuadrados. La actuación ejecutada ha permitido rescatar el humedal, que pasa a engrosar el complejo de lagunas de San Vicente de Llíria, mediante la retirada de tierra y la creación de una charca temporal con vegetación nativa adaptada al ecosistema.

“Esta restauración ambiental, además del componente afectivo en un lugar emblemático como el Parque de Sant Vicent de Llíria, responde a un concepto de naturaleza de proximidad que cubre una demanda social de retorno a los espacios naturales y que recupera una zona húmeda clave por sus valores ecosistémicos y de biodiversidad”, ha afirmado Julio Gómez.

La obra además ha solucionado un problema de seguridad, ante el riesgo de caída de árboles de gran envergadura que obligó a acordonar la zona y a diseñar una respuesta alineada con el Plan Especial de Protección del parque municipal que recomienda conservar la zona húmeda y la vegetación característica.

Del conjunto de la actuación destaca la reutilización en el entorno de los árboles retirados, ya que comprometían la seguridad de las personas visitantes. Los troncos se han utilizado para estabilizar los taludes y para construir refugios de fauna mientras que las ramas más finas han servido de ‘mulching’ para conservar la humedad del suelo.

El Centro para la Investigación y Experimentación Forestal (CIEF), dependiente de Medio Natural, ha diseñado las obras que a partir de ahora permitirán incrementar la biodiversidad de la zona y acoger especies de flora y fauna singular.

ValenciàEspañol