Així serà la nova Avinguda de Pérez Galdós: més de vianants

La avenida contará con aceras el doble de anchas, asfalto blando, un carril bici separado con bordillo y costará un millón de euros.

Sandra Gómez, vicealcaldesa del Ayuntamiento de València y Sergi Campillo, vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, han anunciado esta mañana en la rueda de prensa celebrada tras la Junta de Gobierno Local que ya está en marcha el proyecto de licitación para la nueva avenida de Pérez Galdós, una de las arterias de vehículos más importantes de València.

El objetivo principal de la reforma será recuperar espacio para los peatones ya que aunque hay una gran cantidad de vehículos que pasan a diario por esta avenida para cruzar la ciudad, “es un espacio donde se congrega gran parte de la población valenciana en por viviendas” ha explicado Gómez.

En el concurso de ideas que ha puesto a la disposición de empresas y ciudadanía, corresponde a los casi 2 kilómetros donde se ubicará la reforma desde la avenida Georgeta hasta hacia la Petxina.

Precisamente, esta reforma “la llevan pidiendo los vecinos desde hace muchísimos años y desde diferentes plataformas como Fuera Túnel o la Asociación de Vecinos, nos han hecho llegar múltiples peticiones para la pacificación de esta zona

Aceras más anchas en Pérez Galdós

El principal cambio más importante es la ampliación de las aceras, ya que hasta el momento, tenían solo 2 metros o 2’5 metros de ancho, según el tramo, lo que hacía muy complicado poder guardar una distancia de seguridad.

Con la ampliación, las calles tendrán 4 metros de ancho, lo que mejorará la seguridad de los viandantes, pues muchos bajaban el bordillo para poder caminar.

Además, se instalará un asfalto blando que ayudará a la baja temperatura del suelo y con ello, un menor efecto invernadero. De esta forma, se aumentará en un 40% el espacio para los peatones por las aceras.

Cómo será la circulación en la avenida

Según ha explicado Sandra Gómez, el proyecto está orientado para que se reduzcan los carriles de vehículos a dos, uno para autobuses y uno para carril bici, con un bordillo de separación.

Sin embargo, se respetarán todas las entradas a garajes y parkings privados. El proyecto está valorado en cerca de un millón de euros y se prevé que dure 4 meses la remodelación. Asimismo, no se ha valorado aun si se eliminará el túnel definitivamente o no.

CatalanSpanish