El refuerzo de la limpieza en Castellón incide en los servicios diarios, la recogida de hojas y los grafitis

Los 50 vertederos incontrolados de la ciudad, la mayoría en la Marjalería, son el cuarto punto de actuación del plan que se ha presentado en la capital de la plana

Begoña Carrasco, alcaldesa de Castellón, ha presentado junto a parte del gobierno municipal, representantes de las empresas, miembros del personal de limpieza y educadores ambientales el plan de limpieza de ‘choque’ que se llevará a cabo en la ciudad a partir de hoy. En él, aparecen reflejados los cuatro principales puntos de actuación: la limpieza diaria, la recogida de hojas, los grafitis y los vertederos incontrolados. “Sabemos que es una de las principales reclamaciones de los castellonenses y queremos garantizar una ciudad limpia, yo me comprometí en campaña y este es el primer paso de muchos”, asegura.

Cabe recordar que el incremento de la limpieza en la ciudad con un plan estratégico era una de las medidas prioritarias de la campaña del Partido Popular. Según afirma Carrasco, “llevamos trabajando en él desde que entramos y hoy es la culminación del mismo, es una optimización de los recursos existentes y por tanto creo que los castellonenses van a notar a partir de hoy su ciudad más limpia”.

La primera de las cuatro áreas de actuación es la limpieza diaria. Esta consiste en incrementar no solo al personal, con nueve personas más al servicio de los ciudadanos en la calle, sino también las máquinas con cinco incorporaciones: una barredora, dos fregadoras, una cuba y un furgón hidrolimpiador. Además, la alcaldesa anuncia que van a incrementar la frecuencia del baldeo, “ahora va a ser por la mañana y por la tarde, de lunes a sábado y vamos a incrementar también la frecuencia de limpieza en todos los barrios de nuestra ciudad porque tiene que llegar hasta el último rincón de Castellón desde el centro hasta las urbanizaciones de montaña y El Grao”. 

En segundo lugar, la limpieza de hojas se va aumentar gracias a otra de las contratas municipales. Según Carrasco, también es importante porque, pese a que no es suciedad propiamente dicha, dan una imagen de dejadez que quieren atajar. Para ello, se incorporan cuatro personas a los equipos y duplicarán la limpieza en cada distrito. Los equipos se componen de dos operarios con vehículo más el material de mano como sopladores.

Carrasco continúa con el tercer punto del plan que será “nuestra obsesión con acabar con los vertederos incontrolados que están en muchos puntos de nuestra ciudad, pero muchos de ellos ubicados o localizados en la Marjalería”. Asegura que desde el área de infraestructuras han preparado un mapeo porque los tienen debidamente identificados y en ellos se actuará de numerosas maneras. La primera de ellas es el incremento de la recogida de voluminosos. Otro de sus objetivos es conseguir que haya una brigada que una vez a la semana pase por esos vertederos para recoger los enseres y acabar con la mala imagen que dan de nuestra ciudad.

Todas estas acciones se van a complementar con la ayuda de educadores medioambientales con la finalidad de concienciar y educar a la gente porque “no solamente el Ayuntamiento tiene que limpiar más, sino que los castellonenses tienen que concienciarse de la necesidad de eliminar estos puntos negros que son los vertederos incontrolados”. Además de ello le han pedido ayuda a la policía para actuar con drones y con sanciones. “Vamos a intentar concienciar como primera medida y si no sancionaremos como segunda medida, primero vamos a intentar prevenir y si no sancionaremos”, añade. Actualmente en Castellón hay más de 50 puntos negros o vertederos incontrolados.

Por último, el cuarto punto son los grafitis que para el gobierno municipal “hacen que sobre todo el centro, pero también las afueras, tengan una imagen decadente”. El objetivo es incorporar cerca de 330 efectivos para que se dediquen a la limpieza de los grafitis de la ciudad. Pero este punto se está trabajando para efectuarse a partir de septiembre con el personal adecuado y formado en ello. 

Cabe destacar que este plan mejora el servicio de limpieza de la ciudad sin incrementar el coste para los castellonenses. Esto se ha conseguido con la optimización de los recursos ya destinados gracias a la ayuda de las empresas, “nos han asesorado de donde tenemos que incrementar la frecuencia y nos van a posibilitar que pongamos nuevas máquinas al servicio del baldeo, una fregadora, una cuba nueva, etc”. También se ha redistribuido al personal, teniendo en cuenta las zonas más limpias de la ciudad con menos demanda y las que tienen más demanda y de este modo ser más efectivos. 

Begoña Carrasco, para finalizar, apela a la ayuda y concienciación ciudadana, “si nosotros limpiamos, pero los castellonenses nos dedicamos a ensuciar, de poco nos sirve. Queremos que entre todos consigamos una de las ciudades más limpias de España y esto depende de nosotros“.