La Generalitat licita las obras de rehabilitación y ampliación de un edificio en Castelló

Serán las primeras las primeras viviendas públicas sostenibles e innovadoras de la Comunitat Valenciana

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de l’Entitat Valenciana d’Habitatge i Sòl (EVha), ha licitado las obras de rehabilitación de un edificio piloto de 13 viviendas públicas mediante criterios de sostenibilidad, situado en la avenida de Capuchinos 32 de Castelló de la Plana.

Esta actuación se desarrolla en el marco del Plan de recuperación, transformación y resiliencia financiado por la Unión Europea Next Generation.

El proyecto desarrolla la propuesta ganadora del concurso de anteproyectos con
participación de jurado, convocado por la Dirección General de Innovación Ecológica en la Construcción, para la redacción de proyecto de rehabilitación con ampliación y dirección facultativa de obra de este edificio.

La propuesta con el lema ‘Viu i Conviu’, del equipo formado por la UTE Civera, Prior, Viu i Conviu, resultó seleccionada.

El presupuesto de licitación de las obras es de 3.276.856 euros (IVA incluido) y el plazo de presentación de ofertas finaliza el próximo 20 de febrero.

El objetivo de esta actuación es ampliar un edificio residencial de 1962 de ocho viviendas de planta baja más tres plantas, para convertirlo en una construcción de seis plantas destinado a vivienda para distintas unidades de convivencia, con un total de 13 viviendas organizadas en torno a un patio bioclimático central. La superficie total construida es de 2.000,95 m2.

Destacar que el proyecto plantea dos modelos habitacionales. Por un lado, un modelo vinculado a la fachada donde la vivienda se concibe como una unidad básica con capacidad de adaptación a las necesidades de los usuarios mediante la agregación o sustracción de nuevas dependencias.

Todas ellas se vinculan a la fachada y el patio, excepto el baño y un dormitorio que se vinculan al patio central exclusivamente. Por tanto, en el diseño se ha primado el bienestar de los futuros usuarios de las viviendas a través de un modelo habitacional donde se ha puesto en valor los espacios exteriores de tamaño suficiente como para poder realizar diversas actividades.

Modelo co-habitatge

Por otro lado, el segundo modelo es una unidad de co-habitatge, una vivienda colaborativa donde dos unidades de convivencia diferentes comparten espacios. El inmueble se compone de dos espacios espacios habitacionales independientes, añadiendo un espacio central común destinado a cocina-comedor-estar.

Las viviendas son flexibles y desjerarquizadas para favorecer distintos usos de las estancias.

La perspectiva de género es otro de los aspectos que incorpora el proyecto de manera trasversal, tanto en las viviendas como en planta baja donde se favorece la fluidez del espacio con su entorno. Esta planta, además, alberga espacios para vehículos de movilidad personal, carros de bebé, dos locales de comercio de proximidad y un pequeño jardín.

Además, se desarrolla una propuesta muy interesante para la sobreelevación de las plantas cuarta y quinta basada en un sistema prefabricado de madera y con la incorporación de los principios de la economía circular, primando el aprovechamiento y reutilización de los recursos disponibles del edificio existente.

CatalàEspañol