Castelló remodelará la Plaza de la Paz para hacerla ‘más accesible y europea’

El anteproyecto incluye nivelar todo el espacio, un carril bici, eliminar barreras arquitectónicas y una fuente tipo géiser

La emblemática plaza de la Paz afronta una remodelación que pretende ordenar de algún modo la diversidad de sus elementos y convertirla así en un espacio distinto que favorezca la movilidad y que quede integrado en su entorno. Una reforma que busca fomentar la accesibilidad, dar prioridad a los proyectos sostenibles y cumplir a la vez con las directrices europeas de descarbonización pero también de humanización de los espacios urbanos.

“La plaza de la Paz será más verde, más accesible, humana y europea”. De este modo ha resumido la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, el impacto que sobre esta céntrica plaza de la ciudad tendrá la reforma proyectada con fondos europeos.

Este martes ha presentado junto al concejal de Urbanismo, José Luis López, el anteproyecto para la adecuación y remodelación de la plaza de la Paz, que pasará por Junta de Gobierno para su aprobación antes de que finalice el año.

La rehabilitación implementará en la plaza un diseño “más actual y abierto”, ha avanzado López, con un amplio protagonismo de la cerámica, que se utilizará para todo el pavimento “y con el que queremos dar uniformidad a la plaza y alrededores desde el punto de vista estético”.

“La apuesta por la cerámica en los usos urbanos es además una reivindicación de este sector industrial clave que queremos tener en cuenta, y además al tratarse de un producto de kilómetro cero, lleva implícito un beneficio ambiental”, ha añadido la alcaldesa.

El anteproyecto contempla también elementos para sumar atractivo y funcionalidad al espacio como una fuente tipo géiser, jardines verticales para cubrir la zona de aseos, la mejora de las zonas de descanso y de la iluminación, o un sistema de drenaje sostenible.

Con fondos FEDER y acabada antes del fin del 2022

La actuación, con 834.000 de inversión cofinanciada por los fondos europeos FEDER y el Ayuntamiento, tiene entre sus principales objetivos reducir los niveles de contaminación acústica y del aire; fomentar los desplazamientos sostenibles; blindar la accesibilidad, suprimiendo las barreras arquitectónicas; y facilitar la libre circulación de las personas en condiciones de seguridad, accesibilidad y comodidad. Por ello, una red de bolardos con iluminación led diferenciará las zonas de tráfico rodado de las reservadas a viandantes.

“En la línea de lo que marca Europa para alcanzar la huella de carbono cero en 2050, y al igual que están haciendo las ciudades de más de 50.000 habitantes, el reto de esta operación es reducir el tráfico rodado en favor de los medios de transporte blandos como la bicicleta, bajar los niveles de contaminación y priorizar al peatón”, ha dicho Marco.

En este sentido ha indicado que se limitará a un único carril, frente a los dos actuales, el paso de vehículos en el tramo de calzada que conecta la calle Herrero con la calle Mayor. De este modo, el espacio de este segundo vial acogerá un nuevo carril bici que conectará el eje entre Herrero y la plaza de la Paz con Gasset. Para respaldar el uso de vehículos eléctricos, se contempla también la ubicación de puntos de recarga.

La accesibilidad se incrementará, entre otras medidas, gracias a la sustitución de las actuales jardineras elevadas, que cierran la plaza y obstaculizan el tránsito de personas, por otras integradas en el pavimento y niveladas a la superficie “sin reducir las zonas verdes”. “Castelló, declarada segunda Ciudad Accesible 2020 por la Comisión Europea tras Varsovia, da un nuevo paso en este reto con la remodelación de la plaza de la Paz”, ha dicho Marco.

La plaza de la Paz se ubica en pleno casco urbano y en un enclave privilegiado junto a uno de los accesos principales al centro: contigua a la calle Herrero y a las puertas de la calle Mayor, rodeada de comercios, bancos, locales de hostelería y anexa al trazado del TRAM.

Su elemento más singular es el quiosco de diseño modernista que la corona, emplazado frente al Teatro Principal de finales del siglo XIX. Es un espacio de tránsito habitual pero  con  una  funcionalidad limitada “que requiere una adaptación a las necesidades actuales y a la evolución de la ciudad”, apunta Marco.

La adecuación y reforma de este plaza es una de las actuaciones incluidas en la Estratregia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, EDUSI-Transforma Castelló. Marco ha recordado que la capital ha ejecutado ya el 74% de la inversión global de EDUSI, de 20,2 millones de euros. “La previsión es llegar al 100% de ejecución de proyectos en diciembre de 2022, convirtiéndonos posiblemente en el único ayuntamiento de España en alcanzar este porcentaje”, ha concluido la alcaldesa.

CatalàEspañol