CSIF pide al Síndic que medie para crear una unidad de reproducción asistida en Castellón

El sindicato CSIF presenta un documento avalado por las firmas de 400 usuarias del servicio y familiares.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha presentado un escrito ante el Síndic de Greuges en el que reclama a la entidad que “medie” ante la Conselleria de Sanitat para exigir la creación de una unidad de reproducción asistida en la provincia de Castellón, ante el “colapso” que sufre dicho servicio y las dificultades que deben afrontar las personas usuarias que residen en las comarcas castellonenses para acceder a algunos de los tratamientos.

Por ello, desde la central sindical han presentado un documento avalado por las firmas de 400 usuarias castellonenses y sus familiares en el que se denuncia la situación de “desequilibrio territorial” que supone que Castellón “sea la única provincia de la Comunitat Valenciana que carece de este servicio”. Una petición que el pasado mes de julio CSIF ya trasladó al Consell y que, a fecha de hoy, sigue sin respuesta.

“Aunque en Castellón sí se realiza una parte del proceso, ya que los centros sí disponen de consultas ginecológicas y de unidades especializadas donde se realizan pruebas diagnósticas relacionadas con posibles problemas de infertilidad, como son los estudios previos de las pacientes, a la hora de realizar la técnica de fecundación in vitro o la de inseminación artificial éstas son remitidas a centros de Valencia, como el Hospital Clínico”, han indicado desde CSIF.

Así, han añadido que “esto supone que, además de tener que sufrir listas de espera de incluso años, lo que implica una carga psicológica añadida, en el caso de las personas que residen en las comarcas del norte o el interior de Castellón y, teniendo en cuenta que para las fases finales de estas técnicas deben realizar una media de 10 viajes, las pacientes deben realizar largas rutas a las que se suman gastos como los de la gasolina”.

Desde la central sindical han insistido en que “esto genera una situación de desigualdad, ya que la única alternativa para las pacientes de Castellón, frente a las de Valencia o Alicante, es la sanidad privada, cuyo coste es especialmente elevado en este ámbito, pese a que la implementación de esta unidad en la provincia no supondría ninguna inversión económica elevada, puesto que centros como el Hospital General de Castellón ya disponen de facultativos especialistas en ginecología y personal de enfermería que podría encargarse de estas pruebas”.

“Lo que pedimos es que, además de resolver esta desigualdad territorial, se tomen medidas para agilizar los tratamientos y reducir los perjuicios que hoy en día sufren cientos de pacientes castellonenses que en estos momentos siguen a la espera para poder someterse a técnicas de inseminación o fecundación in vitro”, han remarcado.

ValenciàEspañol