Las residencias de mayores alertan del freno de la vacunación que suponen los brotes COVID

Array

La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana. AERTE se muestra preocupada por el reto que supone como gestionar la vacunación en las residencias con positivos y lo que implicará ese retraso en un momento de máxima incidencia

AVL

Con unas cifras de crecimiento vertiginosas en cuanto a la expansión de la pandemia COVID en la Comunidad Valenciana, tanto en el ámbito social como en consecuencia en la población más vulnerable entre las que se encuentran las personas mayores, los responsables de centros residenciales tenen lo que esto pueda suponer en el freno de la vacunación iniciada.

El presidente de la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana. AERTE,  José Maria Toro, assegura a Actualitat Valenciana que “con más de 154 residencias con positivos en las que no se puede proceder a la vacunación es Sanidad la que establece las directrices para reanudar el proceso pero el reto es cómo vacunar a las residencias que tienen casos COVID”.

De hecho, las circunstancias que han acompañado el inicio del proceso de vacunación, con la interrupción después de las primeras vacunaciones por el retraso logístico de la llegada de las dosis esperadas junto con el parón de los días festivos ha generado que se la vacunación en residencias d ela tercera edad, coincida con un momento de una altísima incidencias. Por eso la planificación establecida se supedita en muchos casos a los brotes que puedan aparecer en los últimos momentos.

“el reto es cómo vacunar a las residencias que tienen casos COVID”

El presidente de AERTE reconoce que la situación es complicada y es difícil controlar el día a día. “Hay residencias a la que las están llamando por la tarde para decirles que al dia siguiente van a vacunar, con toda la logística que ello implica, pero es cierto que si como ha anunciado Conselleria no se puede vacunar en los centros con casos COVID veremos cómo afecta eso al resto de residentes”.

Brotes entre dosis: Vinarós

Tampoco hay que olvidar que el factor tiempo, dado el avance de la pandemia es clave. De hecho el brote registrado en una residencia de mayores de Vinarós después de la primera dosis de vacunación, deja claro que cada día cuenta para esa inmunidad que solo se consigue, según los expertos una semana después de la segunda dosis que se administra transcurridos 21 días de la primera.

Con todo, aunque el representante de AERTE admite que en los últimos días sí que se ha agilizado el proceso de vacunación, reconoce que en este momento “el elemento más importante es la planificación y los centros residenciales también necesitamos saber. Aunque la vacuna sea bienvenida pero ha caído en un momento de muchísima virulencia, y por ejemplo a nosotros que representamos más de 220 residencias de personas mayores en toda la Comunitat Valenciana nos gustaría saber con más exactitud, debido a la incidencia creciente, cuántos de esos centros y cuántos trabajadores se han vacunado ya y cuantos quedan pendientes, y no lo sabemos”.

- Advertisement -