Sanidad desiste del refuerzo de resonancias para Vinaròs

Gran parte de los departamentos de salud del territorio valenciano han recuperado la totalidad del proceso

Tras más de veinte años privatizado, la Comunitat Valenciana recuperaba el servicio de pruebas de resonancia magnética para la salud pública el pasado miércoles. Gran parte de los departamentos de salud del territorio valenciano recuperaban la totalidad del proceso, en manos de UTE Erescanner Salud.

Lo cierto es que no todos los departamentos han podido contar con este servicio. La Plataforma de Contratación del Estado recogía este viernes un desistimiento por parte del departamento de Salud de los lotes de Vinaròs y Requena. Una decisión tomada a raíz de entender que éste refuerzo ya no es necesario al poder asumir al completo los departamentos la totalidad de pruebas gracias a nuevas máquinas.

Según el informe se indica que, como consecuencia de la donación efectuada por la Fundación Amancio Ortega, la Conselleria de Sanidad licitó el suministro e instalación de dos equipos de resonancias magnéticas en el Hospital de Vinaroz y el Hospital de Requena. 

El documento firmado por Mónica Almiñana recoge: «Con los datos de los que disponemos en el momento actual, en cuanto a actividad y autogestión de la demanda de la realización de imágenes de resonancia magnética por parte de los departamentos de Salud de Vinaroz y Requena, como consecuencia de la donación de la Fundación de Amancio Ortega, ha desaparecido la necesidad de licitar el servicio de resonancias magnéticas mediante unidades móviles en lotes 1 y 2, y por tanto debe desistirse el procedimiento en estos lotes».

ValenciàEspañol