Las eliminación de la zona ZAS de las tascas estará dos años a prueba con mediciones acústicas

Limitaciones en el consumo de comidas y bebidas en espacio público, suspensión de concesión de nuevas licencias y servicio de limpieza a partir de las 22:30h

La eliminación de la zona ZAS de las tascas de Castellón supondrá un período de prueba con medidas de concienciación para la ciudadanía. Durante dos años habrá restricciones en el consumo de comida y bebida en el espacio público, suspensión de la concesión de nuevas licencias y un semáforo acústico con un horario limitado.

Durante dos años tras la previsible eliminación de la zona ZAS de las tascas de Castellón, esta zona tendrá que someterse a mediciones periódicas para verificar que cumplen la normativa y que pueden mantenerse sin volver a considerarse Zona Acústicamente Saturada (ZAS).

Así lo ha explicado el portavoz del gobierno, Jose Luís López, quien ha apuntado que durante los próximos años se seguirán haciendo monitorizaciones para continuar en la misma línea. Aunque quitar la zona ZAS sea un primer paso, se harán seguimientos y hay que intentar ser responsable para poder tener un disfrute completo de una zona tan importante en el ocio y la gastronomía de la ciudad.

Aunque muchos hosteleros tienen malestar frente a las nuevas medidas y la restricción horaria, López ha comentado que la posibilidad de ampliar el horario del servicio de restauración será inviable. Es un período de transición para intentar que la zona de las tascas no vuelva a ser lo que era antes. Trabajemos, porque esto depende de todos.

Tras la aplicación de estas nuevas medidas por parte de La Generalitat, si se demuestra que durante los dos años han dado buenos resultados, la zona de las tascas volverá a la normalidad. Lo más importante es que no haya contaminación acústica o que no se superen los niveles permitidos, ha asegurado el portavoz.

ValenciàEspañol