Retiran más de 480 toneladas de restos vegetales en la Devesa de El Saler en 2022

Sergi Campillo recuerda que el 44,8 % de estos trabajos, se han realizado en las zonas próximas a viviendas, y ‘son esenciales para prevenir fuegos’

El Ayuntamiento de València retiró en 2022 un total de 481,9 toneladas de restos vegetales del bosque de la Devesa de El Saler, “una medida necesaria para prevenir incendios y que se ha mostrado muy efectiva después de confirmarse la reducción significativa de hectáreas quemadas en los últimos años”, según ha explicado el vicealcalde y concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo.

El 44,8 % de las tareas de control de la biomasa se han llevado a cabo alrededor de las urbanizaciones de la Devesa, donde se ha retirado el 49% de los restos vegetales.

El Servicio Devesa-Albufera realizó un total de 145 partes de trabajo de prevención de incendios mediante la retirada de restos vegetales, que alcanzaron las 481,9 toneladas.

De estos, 65 se corresponden con actuaciones en el perímetro de los edificios de viviendas, donde se retiraron 236,4 toneladas de restos vegetales.

El vicealcalde, Sergi Campillo, ha explicado que “las principales actuaciones se llevaron a cabo en los entornos habitados, puesto que, como es normal, es donde existe más riesgo de que se produzca algún conato de fuego”.

El importe de los trabajos realizados durante 2022 ascendió a 319.204,19 euros, de los cuales el 32,6 % se destinó a las intervenciones en el entorno de las viviendas.

Así, entre las principales actuaciones del Servicio Devesa-Albufera para el control de la biomasa destaca la de vigilar la vegetación que invade la zona urbanizada, como las carreteras CV-500, CV-5010, caminos, calles, plazas, rotondas, etc. En estos entornos se generaron un total de 143,9 toneladas y se actuó también sobre 715 árboles.

La segunda actuación en importancia se desplegó para controlar la vegetación que ocupa itinerarios para peatones y el carril bici de la Devesa, con una poda que generó 74 toneladas de restos vegetales.

Otro de los trabajos de mayor peso fue el control del desarrollo de la vegetación anexa a viales de efectivos de seguridad y Protección Civil (de acceso restringido), en el cual se sigue el criterio del control de vegetación que invade zona urbanizada, podando esta vegetación, con un total de 74 toneladas de restos vegetales.

Igualmente se desbrozaron 13.480 metros cuadrados de vegetación para permitir la visibilidad de los pilones. Del mismo modo, existen áreas de paso sin vegetación, espacios públicos, entorno de mobiliario municipal, etc, que tienen que estar libres de vegetación, por lo que se desbrozaron otros 26.835 metros cuadrados.

Otras actuaciones

Entre los trabajos de control y vigilancia se incluye el abatimiento de arbolado considerado peligroso por inminente caída, por estar muerto y situado cerca de caminos o zonas accesibles a peatones. Se retiraron 51,6 toneladas de 62 ejemplares talados.

A veces aparecen restos de poda que no se realizan por parte de la contrata, acumulados junto a caminos o edificios, con el inminente peligro que esto comporta. Por este motivo se retiraron 37 toneladas de restos vegetales en varios puntos de la Devesa.

Otra actuación relevante se realiza en relación al control del incremento de la biomasa en zonas perimetrales de seguridad alrededor de edificios, por lo que se generaron 28,2 toneladas de restos vegetales después de los trabajos de poda a menos de 50 metros de los inmuebles.

Para Campillo, “estos trabajos que hacemos regularmente ayudan a bajar la cantidad de necromasa en el bosque de la Devesa, un bosque que es un ejemplo de restauración ambiental desde hace décadas y que es un verdadero pulmón para la ciudad y para todo el parque natural de la Albufera. El bosque litoral mejor conservado de toda España y un orgullo para los valencianos y valencianas”.

CatalàEspañol