Ribó firma un manifiesto por la paz en Ucrania junto a Pablo Iglesias e Ione Belarra

El texto, suscrito por intelectuales, periodistas y representantes políticos de varios países, reclama el alto el fuego inmediato y la acogida para todas las personas.

El alcalde, Joan Ribó, ha suscrito este martes el manifiesto “Ucrania: ¡Paz ya!”, en el que intelectuales, periodistas y representantes políticos de varios países piden el alto el fuego inmediato, la acogida para todas las personas y la protección de las poblaciones ante las consecuencias del conflicto.

La firma de Ribó se suma a la del filósofo estadounidense Noam Chomsky, el exlíder laborista británico Jeremy Corbyn, el expresidente de Ecuador Rafael Correa, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, o el exvicepresidente del gobierno central Pablo Iglesias, entre otros. El alcalde, ha declarado que “una escalada en esta guerra solo conducirá a más sangre, más desplazamientos y más daños económicos”.

Joan Ribó considera necesario “apoyar las negociaciones por una paz plena y duradera basada en dos condiciones que, de alguna manera, ya presentó el presidente Zelenski de Ucrania. La primera, la retirada de las tropas invasoras, y la segunda, que Ucrania se convierta en un país neutral”.

Para el alcalde, “me parece muy importante en estos momentos dejar de lado todo el lenguaje beligerante y decir muy claramente que una escalada en esta guerra solo conducirá a más sangre, más desplazamientos y más daños económicos y, por eso, consideramos que es muy importante pensar en unas coordenadas de paz en este país”.

El manifiesto

La paz, el asilo y la reconstrucción y protección son las reivindicaciones del texto, abierto a nuevas adhesiones. Después de más de 50 días desde la invasión rusa, el documento pone de relieve sus efectos “devastadores”: la “muerte, destrucción, los millones de personas obligadas a huir de sus hogares”; “el riesgo de aniquilación nuclear”, y “las consecuencias sociales y económicas en todo el mundo”.

Las partes, organizaciones y particulares que apoyan el escrito exigen “negociaciones para una paz plena y duradera” y reivindican el papel de “las Naciones Unidas y otros organismos internacionales relevantes” para “garantizar cualquier acuerdo”.

El manifiesto recuerda que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha esbozado las dos condiciones esenciales para la paz: las tropas invasoras rusas tienen que retirarse de Ucrania y el país convertirse en neutral.

“Instamos a los gobiernos y medios de comunicación a dejar de lado todo lenguaje beligerante y promover y fortalecer el diálogo. La escalada solo conducirá a más derramamiento de sangre, desplazamientos y daños económicos infligidos a personas inocentes”, añade el documento.

Asilo

Otro de los aspectos que se reivindican es “la hospitalidad y humanidad hacia todos aquellos que huyen de la guerra” a través “de una política de asilo que no esté condicionada por el país de origen”. Por eso, las personas firmantes “instamos a la protección de todos los civiles que huyen o continúan en sus casas, evacuaciones mediante corredores humanitarios y garantías de alimentación y atención médica”.

En cuanto a la reconstrucción y protección, se hace un llamamiento a las instituciones internacionales para que eliminen la deuda de Ucrania y comprometan recursos para el desarrollo del país. También se apela a los gobiernos para que protejan el estado del bienestar, garanticen los derechos sociales y reduzcan la desigualdad.

Igualmente, “es hora de que las grandes fortunas y las grandes empresas contribuyan equitativamente a la sociedad para que las rentas y los cuerpos de la inmensa mayoría no carguen, una vez más, con el coste de la crisis”, concluye el manifiesto.

ValenciàEspañol