A la Romería de la Magdalena, ‘Rotllo, canya i mascareta’

Puig anuncia que no habrá límites en los aforos y que en desfiles y ofrenda los participantes podrán desfilar sin mascarilla pero que será obligatoria para 'mascletaes' y para subir a la ermita

Quienes participen este año en la Romería de les Canyes, tendrán que llevar mascarilla. Sin embargo, la medida no será aplicable para quienes desfilen en la Cabalgata del Pregó, o participen en la Ofrenda, aunque sí para el público. Del mismo modo, en les mascletaes, al tratarse de aglomeraciones, pese a ser al aire libre, pero al no poder puede garantizar la distancia, de nuevo se impone la obligatoriedad de llevar boca y nariz cubierta.

Este es solo un pequeño resumen de las normas que hoy ha hecho públicas el President de la Generalitat, Ximo Puig, en cuanto a las medidas sanitarias para la celebración de Fallas y Magdalena.

Aunque la Secretària Autonòmica de Salut Pública, Isaura Navarro, ha detallado que la letra pequeña de estas recomendaciones se explicará a los responsables COVID de Collas, Gaiatas, Fallas, Casals y demás entes y que se harán públicas las especificaciones para cada situación, de momento el criterio aplicado que discrimina un desfile de una romería, parece ser que es el del control en la organización.

La Secretària Autonòmica de Salut Pública, Isaura Navarro, en su comparecencia del lunes 14 de febrero

Así, mientras que en actos como la ofrenda o los desfiles de las cabalgatas del Pregó, se ha anunciado que los participantes estarán exentos de llevar mascarillas, en aquellos que no se hayan organizado y por tanto no se pueda controlar esa distancia, “como en el caso de las romerías” sí que deberá aplicarse la norma y llevarla al igual que en les ‘mascletaes’ o otras aglomeraciones donde también se requerirá su uso.

ValenciàEspañol