La Rompida de la Hora vuelve hoy a Almassora tras dos años de pandemia

La tamborada se traslada a la plaza de la Iglesia y está abierta al público

Almassora recupera hoy la Rompida de la Hora, la tamborada que celebra en la medianoche de cada Jueves Santo. A causa de las obras en la plaza Mayor, lugar donde tiene lugar el acto, este año se traslada, por primera vez, a la plaza de la Iglesia. La localidad espera a centenares de tamborileros ataviados con la túnica granate y zapatos oscuros para vivir la Pasión de Cristo con la solemnidad de costumbre.

El objetivo del Ayuntamiento de Almassora y Tambors de Passió es llevar a cabo esta tradición dentro de la normalidad. Ya en 2019 el mal tiempo imposibilitó su celebración, en 2020 tuvo que vivirse desde los balcones a causa del confinamiento y, el año pasado, en 2021, el consistorio organizó un acto a media tarde sin público en la plaza Mayor. Sin duda, este año será una de las ediciones más especiales y esperadas, y Tambors de Passió hará sonar de nuevo sus cientos de tambores y bombos cuando las campanas de la Natividad marquen las 12 de la noche.

El invitado de honor y quien, por tanto, ‘romperá’ la hora será el médico Juan Casanova Claramonte. Tal como destacó el presidente de la agrupación, Damián Aguilella, el objetivo es homenajear su esfuerzo y compromiso en el acto más importante de la Semana Santa coincidiendo con el año de su jubilación.

Antes de subir al escenario de la plaza de la Iglesia con la alcaldesa, Merche Galí, y Aguilella tendrá lugar la firma de los invitados, que en esta ocasión se desplaza, también, de Ca la Vila al Huerto del Cura, debido a la proximidad con la zona del espectáculo. “La vuelta a la normalidad, aunque este año en un nuevo escenario, nos llena de felicidad porque volvemos a celebrar la Semana Santa de Interés Turístico Provincial con la programación ampliada”, según la primera edil.

Esta vez, 300 tamborileros harán sonar sus instrumentos frente a los 140 que lo hicieron el año pasado a causa de las estrictas medidas impuestas para frenar el coronavirus. También volverá la habitual ornamentación con hierbas aromáticas esparcidas por el suelo, antorchas prendidas y banderas. A las 12 de la noche tendrá lugar el tan esperado estruendo de los tambores que ‘romperá’ la hora.

Una vez finalizado el acto, volverá el silencio a las calles de la localidad hasta las 8.00h, cuando comenzará la procesión del Vía Crucis y, ya a la noche, después del Sermón del Descendimiento a las 21.00 horas, dará inicio la procesión del Santo Entierro.

ValenciàEspañol