Rosario Andreu: ‘Quien elige la UNED tiene claro que es una formación semipresencial’

La directora del centro asociado de la UNED en Vila-real aborda con Actualitat Valenciana como ha cambiado tanto el perfil del estudiante como el de una universidad a distancia que reconoce "quizás no ha sabido transmitir a la ciudadanía ese cambio"

Entiende la cultura y la formación académica en la universidad como un todo en un engranaje social indisoluble. Y pese a la adaptabilidad que ha vivido en sus 13 años al frente del centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, la (UNED) de Vila-real, reconoce que mantener las tutorías presenciales y el contacto humano con compañeros y tutores es clave “al menos en el primer curso o en la primera aproximación al sistema de trabajar”.

Rosario Andreu, la directora de esta sede provincial aborda desde la serenidad y sensatez que ha caracterizado su dirección, cómo tanto el modelo formativo, como el perfil del alumnado ha variado en los últimos años.

P: En un mundo tan digitalizado y con tanta competencia también en el ámbito formativo en oferta on line, ¿como está hoy la Universidad a distancia que aterrizaba en Vila-real?

R: “Está claro que competencia hay más, porque la apuesta que hizo la UNED por una educación a distancia, bueno, a distancia media, -matiza- porque hay que recordar que siempre existen las tutorías y los exámenes son presenciales. Pero bueno esa apuesta que hizo hace 50 años se ha visto favorecida en mucha intensidad porque las universidades presenciales han acabado dando la razón incorporando asignaturas y cursos y masters a distancia”.

P: Precisamente una de las opciones que usted impulsó, fue ese canal de UNED 24 horas, ¿como era esa propuesta y porque?

R: “Entonces yo pensaba que que la universidad era un espacio cerrado, ahora afortunadamente cada vez lo es menos. El canal 24 horas fue simplemente una manera de abrir la universidad a la ciudadanía, porque la universidad tiene mucho que aprender de lo que la gente plantea, y queremos poder beber de lo que hay fuera y que a la vez la gente conozca nuestra oferta

“Pienso que la universidad tiene mucho que aprender de lo que la gente plantea fuera de sus puertas (…) y queremos poder beber de lo que hay fuera y que a la vez la sociedad conozca lo que podemos ofertarles desde aquí”

Maria Rosario Andreu, directora del centro asociado Cardenal Tarancón de la UNED en Vila-real

P: ¿Y cómo es el perfil del alumnado actual? ¿Ha variado el estudiantado de la UNED?

R: “Sí, la edad media ha bajado, antes estaba entre los 40 o 42 y ahora esta centre los 32 o 33. Suelen ser personas que tienen un interés en algún aspecto o tema concreto, que ya tienen su formación pero que quieren ahondar en algo y como aquí no hay un mínimo de créditos, muchas veces empiezan por ahí y luego se reenganchan incluso acaban haciendo un segundo grado o un microgado que les resulte interesante”.

P: ¿Y de dónde viene la gente que estudia aquí?

R: “Precisamente porque hay un factor de presencialidad, es cierto que la gran mayoría son de son de la provincia de Castellón -sobre todo de Castelló ciudad, Vila-real, Onda, Burriana.…., pero también hay de otros puntos de España e incluso de otros países, incluso gente que se ha tenido que ir fuera a trabajar y continúa vinculada porque además la ventaja de que no haya un mínimo de créditos hace que puedes escoger lo que mejor se adapte”.

P: Habla usted de muchas alternativas y cambios, pero yo no se si la gente conoce toda esa evolución y no se si el concepto externo se ha sabido transmitir del todo

R: “Estoy convencida de que no. La UNED comenzó como algo que se enviaban los apuntes en un sobre desde correo. Que los exámenes venían a hacerlos desde Madrid y se los llevaban con un sobre bajo el brazo para llevarlos a Madrid y corregirlos y eso ha cambiado mucho. Está totalmente digitalizado y creo que no hemos dado información sobre ese cambio que se ha hecho”.

“Nosotros tenemos nuestra plataforma donde el estudiante accede con su tarjeta, se identifica y se le indica incluso donde se tiene que sentar y después cuando entrega el examen se escanea y llega directamente a Madrid donde se ha de corregir. Además tiene la seguridad de que están dentro de un aula y en con un tribunal que les puede resolver cualquier duda”.

“Estoy convencida de que no hemos sabido transmitir del todo cómo ha cambiado la uned desde aquellos apuntes que llegaban en un sobre por correo y aquellos examinadores que llegaban desde madrid y se llevaban los exámenes bajo el brazo para corregir”

P: Habla usted de muchas alternativas y cambios, pero yo no se si la gente conoce toda esa evolución y no se si el concepto externo se ha sabido transmitir del todo

R: “Estoy convencida de que no. La UNED comenzó como algo que se enviaban los apuntes en un sobre desde correo. Que los exámenes venían a hacerlos desde Madrid y se los llevaban con un sobre bajo el brazo para llevarlos a Madrid y corregirlos y eso ha cambiado mucho. Está totalmente digitalizado y creo que no hemos dado información sobre ese cambio que se ha hecho”.

“Nosotros tenemos nuestra plataforma donde el estudiante accede con su tarjeta, se identifica y se le indica incluso donde se tiene que sentar y después cuando entrega el examen se escanea y llega directamente a Madrid donde se ha de corregir. Además tiene la seguridad de que están dentro de un aula y en con un tribunal que les puede resolver cualquier duda”.

Una formación a caballo entre lo on-line y lo presencial

Con una oferta de 26 grados y 1.340 estudiantes, el pasado año académico, además de los 250 que se inscriben en los cursos, talleres y jornadas que organiza el centro asociado, La UNED está demostrando como un modelo semipresencial, no solo puede convivir en un mundo de férrea competencia digital, sino que tiene su propio público que aprecia lo que implica esta fórmula mixta de enseñanza universitaria.

R: Hablemos de la presencialidad, por ejemplo ¿esas tutorías presenciales a las que usted hace referencia, están pautadas por la universidad o dependen del criterio de cada centro?

R: “Por lógica, todos los cursos de acceso deberían de ser presenciales porque generalmente es gente que hace tiempo que no ha estado en contacto con una formación así que lo presencial sirve para que te puedas reenganchar en el estudio. Asignaturas de primero, también deberían ser presenciales. Y es que de hecho, ya tenemos muchos estudiantes que acaban el instituto y se matriculan aquí, pero creo que es necesario el contacto para saber como es la formación en la UNED”. “Asignaturas muy numerosas también deberían ser presenciales y eso hace grupo. Estar en persona siempre ayuda a hacer cohesión”.

P: Por tanto, entiendo que hay aquí una fórmula distinta tomando lo mejor de ambos modelos, ¿no?

R: “Claro, porque una vez has entrenado ya al estudiantado luego ya van solos. Ya va todo on line, porque saben cómo funcionar. De hecho muchas veces en las oposiciones muchas veces los primeros puestos los ocupan gente que se han sacado su grado aquí en la UNED porque es gente que está acostumbrada a buscarse la vida y a aprender por su cuenta”.

ValenciàEspañol